San José confía cerrar "en breve" la refinanciación de su deuda

Obras ejecutadas por San José
El Grupo San José confía en alcanzar "en breve" un acuerdo con sus bancos para refinanciar la deuda de 1.600 millones de euros que actualmente soporta la compañía de construcción y concesiones.


MADRID, 17 (EUROPA PRESS)



"Se sigue trabajando de forma seria y adecuada con los bancos, y confiamos en alcanzar un acuerdo en breve plazo", indicaron a Europa Press en fuentes del grupo que preside Jacinto Rey.

En en informe de resultados de cierre de 2013, remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el pasado mes de febrero, San José informó de que en el último trimestre del pasado año inició un proceso de negociación con el conjunto de entidades financieras que componen su sindicato bancario.

El objetivo de esta negociación es "acomodar los flujos de efectivo que genera el grupo a los compromisos financieros exigibles en el contexto de la actual financiación sindicada", según destacó entonces la compañía, que manifestó su confianza en concluir este proceso negociador "durante el primer semestre de 2014".

En su informe de 2013, San José apuntó asimismo que, "con posterioridad al cierre del ejercicio", el grupo había recibido la "dispensa formal" de sus bancos sobre el cumplimiento de los ratios financieros fijados en el contrato del actual préstamo bancario.

PIDE APLAZAR PAGO DE INTERESES.

Además, reveló que había solicitado a sus entidades "autorización" para aplazar el pago de una cuota de intereses por importe de 6,4 millones de euros que venció el pasado 21 de enero, hasta que concluyan las negociaciones de la refinanciación de todo el pasivo.

En este sentido, San José indicó entonces que hasta esa fecha había recibido respuesta favorable a este aplazamiento por parte de entidades que representan alrededor del 85% del total de la deuda afectada, y que esperaban recibir contestación positiva del resto de entidades "en próximas fechas".

El grupo San José registró una pérdida de 155 millones de euros en 2013, un 59% superior a la del ejercicio anterior, que la compañía atribuyó a "las dificultades que presenta el negocio nacional", que no se pudo compensar del todo con su actividad en el extranjero. Los ingresos del grupo se redujeron un 13%, hasta 567 millones de euros.