San Joaquín y Santa Ana: del cierre al "reenfoque" de un museo que "entre en el siglo XXI"

El director de Bellas Artes y la de Políticas Culturales junto a la madre abadesa. A.MINGUEZA

Ministerio, Junta de Castilla y León y Ayuntamiento firman un convenio para rescatar el Museo de San Joaquín y Santa Ana de Valladolid. El Conistorio aportará personal propio para las visitas.

El SOS lanzado por la congregación de monjas cistercienses de San Bernardo para salvar el Museo de Joaquín y Santa Ana de Valladolid parece haber dado sus frutos. Este martes se ha firmado un convenio por parte del ministerio de Educación y Cultura, la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Valladolid y la propia comunidad religiosa para intentar no solo no cerrar las puertas del museo sino relanzar su importante contenido.

 

Aunque todavía no se han establecido las acciones concretas que llevará a cargo cada administración sí ha trascendido que el Ayuntamiento contratará “una o dos personas” para un horario de apertura “lo más amplio posible”, y ofrecerá visitas guiadas. “Se trata de liberar de cargas al museo”, dice Ana Redondo, concejal de Cultural del Consistorio vallisoletano quien ha recordado que este museo “hace unos años estaba a las puertas del cierre hoy tiene un futuro importante e interesante gracias a la colaboración entre administraciones”.

 

El director general de Bellas Artes y Bienes Culturales del ministerio, Miguel Ángel Recio, ha explicado que es importante la conservación del patrimonio pero también “su difusión”. En este sentido, ha dicho que es objeto del ministerio hacer que este museo “entre en el siglo XXI”. “Este museo no se conoce a través de internet, redes sociales y otras fórmulas novedosas”. Aunque no ha valorado la cuantía económica que aportará el Gobierno, dice que prestará “asesores y personal muy especializado para ayudar en la línea de trabajo para la difusión”

 

Por su parte, la otra pata del convenio, Junta de Castilla y León, a través de la directora general de Políticas Culturales, Mar Sancho, dice que es necesario un “reenfoque”. “Desde la Junta la aportación se centra en tres ámbitos: planteamiento museísticos con un enfoque más moderno y adaptado a la normativa; incluiremos al museo en nuestro ámbito de promoción turística y, en tercer lugar, a la conservación del contenido y del continente del museo”. Mar Sancho ha recordado que se ha restaurado La Dolorosa de Pedro de Mena y se está llevando a cabo el diagnóstico de posibles actuaciones de conservación del propio edificio.

 

Por último, la madre superiora del convento, Celeste do Bom Sucesso, ha agradecido la implicación de las instituciones recordando que la cultura “no debe entender de siglas políticas, ni de ideologías sectoriales, ni de poder económico”. No obstante, la abadesa ha advertido que queda “mucho recorrido por hacer” tanto desde el punto de vista “de infraestructuras, como desde el punto de vista de subvención económica para transmitir que un museo como el nuestro está consolidado”.