Salvan la vida a un hombre en una boda en Salamanca gracias a un desfibrilador

Sufrió una parada cardíaca cerca de las 2 de la mañana mientras bailaba en el hotel Palacio de San Esteban.

Hay iniciativas privadas que salvan vidas. Una de ellas tuvo lugar en la madrugada del domingo 29 de mayo, a las 2 de la mañana, cuando un hombre de 73 años cayó desplomado con una parada cardiaca mientras bailaba en una boda en el hotel Palacio de San Esteban.  

 

Afortunadamente, este hotel es un espacio cardio-protegido y contaba con un desfibrilador semiautomático en sus instalaciones. 

 

Con el desfibrilador, se le realizaron 2 desfibrilaciones antes de que llegara la UVI móvil del Sacyl a la que se avisó mediante una llamada al 112 de tal modo que cuando llegaron los sanitarios 'sólo' tuvieron que continuar los cuidados para trasladar después al herido a la unidad coronaria del Clínico, donde fue operado por el servicio de cirugía cardiaca de las graves lesiones coronarias. Éstas no se habían manifestado nunca anteriormente hasta que en esta noche el corazón se paró.

 

El dispositivo con el que contaba el hotel, que no es obligatorio en este tipo de establecimientos, ayudó a que cuando llegaron los servicios de emergencia las posibilidades de supervivencia del herido aumentaran de una forma muy considerable.