Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Salgueiro justifica el descenso en la inversión diciendo que era "muy difícil superar lo de 2015"

María José Salgueiro, subdelegada del gobierno en Valladolid. A.MINGUEZA

La delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro, ha reconocido este miércoles que era "muy difícil" superar la inversión de los Presupuestos Generales del Estado de 2015 en la Comunidad Autónoma.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro, ha reconocido este miércoles que era "muy difícil" superar la inversión de los Presupuestos Generales del Estado de 2015 en la Comunidad Autónoma, cuando llegaron 1.744,2 millones de euros, frente a los 1.448 millones consignados para 2016, lo que representa un descenso del 16,7 por ciento.

  

"Me gustaría que no se hubiese perdido, a todos nos gusta tener más dinero en general", ha admitido la nueva delegada del Gobierno quien ha insistido en que para analizar el nuevo proyecto de presupuestos del Estado hay que tener en cuenta unos precedentes que ha calificado de cien frente al 92 alcanzado con las cuentas del próximo año.

  

"Era muy difícil, muy difícil no bajar", ha reiterado Salgueiro, quien ha destacado no obstante que Castilla y León se mantenga con 586 euros por habitante como la primera comunidad autónoma en inversión del Estado 'per cápita', 2,5 veces por encima de la media nacional, con 237 euros. Del mismo modo, ha significado que Castilla y León se mantiene como la segunda comunidad autónoma en el ranking de inversiones totales del Estado, por detrás de Andalucía.

  

Para la delegada del Gobierno en Castilla y León lo importante del proyecto de presupuestos generales del Estado para 2016 es que no se paralizan las infraestructuras iniciadas ya en la Comunidad Autónoma, en referencia concreta a la Autovía del Duero (A-11) o a la Valladolid-León (A-60) respecto a las que ha asegurado "fiarse" de la palabra dada por la ministra de Fomento, Ana Pastor, de que no se van a parar "nunca".

  

Dicho esto, ha admitido que Ana Pastor es ministra de toda España por lo que se ve obligada a distribuir los recursos de su departamento por toda la geografía española si bien ha garantizado que como delegada del Gobierno trasladará siempre a los miembros del Ejecutivo central las necesidades de Castilla y León.

  

"Seguro que sería deseable más pero lo importante es que no se paralicen las infraestructuras", ha defendido Salgueiro en ese compromiso personal por "señalar" siempre que pueda ante los miembros del Gobierno las necesidades fundamentales de Castilla y León.

  

María José Salgueiro ha significado también la inversión del Gobierno de la nación en la red de alta velocidad a su paso por Castilla y León, con la futura llegada a Palencia, León, Burgos y Zamora, y ha aprovechado la ocasión para explicar que este tipo de infraestructuras tienen una trayectoria hacia arriba que también es "muy buena" para la Comunidad por las oportunidades que puede suponer, por ejemplo, en términos de turismo.

  

En este sentido, ha hecho un llamamiento para saber aprovechar la oportunidad de la llegada del AVE al norte de España desde el convencimiento de que Castilla y León no se puede encerrar en sí misma sino que tiene que abrir "vías de comunicación".

  

Por otro lado, ha destacado los 30 millones de euros consignados por el Gobierno para el impulso de las comarcas mineras en todo el país y que representan, a su juicio, una "sensibilidad especial" del Ejecutivo central por este asunto.

  

Salgueiro ha defendido la oportunidad de presentar el proyecto de presupuestos generales del Estado de 2016 en el mes de agosto por ser "un buen momento" para dar una imagen de estabilidad económica y financiera, de crecimiento y de recuperación y del resultado de unas políticas económicas que "han tenido efecto".

  

Así, ha diferenciado el nuevo proyecto de presupuestos generales del Estado con las cuentas de 2012 y ha descartado ánimo electoralista desde el convencimiento de que las medidas incluidas en las cuentas para el próximo año, como la subida salarial para los funcionarios tras años de congelación de las retribuciones, se realizan ahora cuando la recuperación ha permitido "desactivar unas medidas transitorias".

  

En este punto, ha apuntado también a rebajas tributarias adicionales el próximo año si vuelve a mejorar la recaudación, como apuntó ayer el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.