Salamanca y Valladolid lideran el crecimiento de la economía de Castilla y León

Un informe de Banco Ceiss revela que las provincias con mayor subida del PIB en este ejercicio serán Valladolid (3,2%), Salamanca (2,9%) y Segovia (2,8%). 

El Banco de Caja España de Inversiones Salamanca y Soria ha presentado este 21 de julio en León el segundo número de su publicación “Previsiones Económicas de Castilla y León”, que recoge los datos correspondientes al primer trimestre de 2015, así como las perspectivas de crecimiento para el conjunto del año.

 

En este primer trimestre, el Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla y León ha experimentado un crecimiento trimestral del 1,2%. En términos interanuales, la producción regional ha registrado un aumento del 2,6% (2,9% en España sin corregir de estacionalidad), frente al 1,9% del cuarto trimestre de 2014.

 

En lo referente a las previsiones de crecimiento para la región, las estimaciones de este análisis apuntan a un crecimiento del PIB para este año del 2,7% (3,0% en España), una tasa que supone una revisión al alza de tres décimas respecto a las realizadas en marzo.

 

Al igual que el número anterior, este informe de Caja España-Duero, de periodicidad trimestral, se divide en tres partes: Contexto Económico, Coyuntura Económica de Castilla y León y Análisis Provincial.

 

El primer apartado se centra en el análisis del contexto internacional y nacional, necesario sin duda para enmarcar la trayectoria económica de cualquier ámbito territorial. En la segunda parte se analiza la evolución reciente de la economía de Castilla y León y sus expectativas de crecimiento, incluyendo las previsiones de crecimiento de la producción y el empleo para 2015.

 

Por último, se incluye un análisis de la actividad económica en cada una de las provincias de Castilla y León, incorporando estimaciones de crecimiento de la actividad económica.

 

En lo que se refiere a las provincias de Castilla y León, y según estimaciones de nuestro Indicador Sintético de Actividad, en el primer trimestre de 2015 se ha registrado un incremento generalizado de la actividad en todas ellas, más acusado que el observado en el conjunto de 2014.

 

La provincia de Valladolid habría mostrado un mayor dinamismo, creciendo la actividad en torno a un 3%, situándose también en torno a esta tasa los aumentos estimados para Salamanca y Segovia. Por su parte, Palencia, Soria y Ávila habrían registrado crecimientos inferiores al 2%.

 

Las previsiones para el conjunto de 2015 apuntan a un mayor ritmo de crecimiento en todas las provincias respecto al pasado año, estimándose un mayor dinamismo para las provincias de Valladolid (3,2%), Salamanca (2,9%) y Segovia (2,8%). El crecimiento podría ser inferior al promedio regional en Burgos, Ávila y Soria, así como en Palencia, donde la actividad económica podría registrar un avance inferior al 2%.

 

En lo referente a las previsiones de crecimiento para Castilla y León, nuestras estimaciones apuntan a un crecimiento del PIB para este año del 2,7% (3,0% en España), una tasa que supone una revisión al alza de tres décimas respecto a la previsión realizada en marzo. Se prevé una aceleración en el ritmo de crecimiento de todos los componentes de la demanda interna, estimándose un aumento de la inversión del 3,0% (que sería el primero desde el año 2007) y un crecimiento del consumo privado, en torno al 2,5%.

 

En cuanto a la oferta, todos los sectores podrían registrar una aportación positiva al crecimiento del PIB, destacando los aumentos previstos para el sector agrario y la construcción, superiores al 3%.