Salamanca recupera un 8% del censo de vacuno y supera las 530.000 cabezas de ganado

(Foto: Sara Bayón)

La provincia de Salamanca es la que cuenta con más cabezas de España y vuelve a cifras de hace casi una década superando en más de 30.000 a Cáceres, segunda en el ránking.

 

EVOLUCIÓN DEL CENSO EN SALAMANCA

 

2014: 530.030

 

2013: 488.358

 

2012: 495.303

 

2010: 506.023

 

2008: 488.040

La provincia de Salamanca ha recuperado en el último año un 8% del censo de vacuno hasta alcanzar las 530.030 cabezas de ganado, según los últimos datos del ministerio de Agricultura, liderando el rámking en España con más de 30.000 reses de diferencia con la segunda con más volumen de España, Cáceres (497.819 animales).

 

De este modo, los ganaderos de la provincia superan el medio millón de cabezas después de que en los años 2013 y 2012 la cifra de cabezas estuviese por debajo (488.358 y 495.303 respectivamente). Así, el ejercicio 2014 ha dejado un 8% más de reses, o lo que es lo mismo, 41.672 animales por encima de esos números.

 

Y como no, Salamanca es la provincia española que lidera este apartado y en 2014 contabilizó 530.030 cabezas, seguida de Cáceres con 497.819, Lugo 447.541 o Ávila 201.000, mientras que en Castilla y León el censo marcaba 1,282 millones de animales y en el conjunto de España más de 6 millones.

 

LAS VACAS COPAN EL PROTAGONISMO

 

Por sectores dentro del vacuno, de los 530.030 animales, 180.531 son menores de 12 meses, 60.235 tienen entre 12 y 24 meses y la mayoría, 289.263 son mayores de dos años.

 

En lo que se refiere a las vacas, protagonismo, porque han pasado de las 246.785 de 2013 a las 255.739 actuales.

 

El aumento del censo de ganado se nota en las operaciones en el campo porque existe más demanda aunque eso no implica que el precio de los animales baje; en la actualidad, este hecho se ve afectado por la restricción de movimientos ante la aparición de focos de 'lengua azul' en Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha, aunque de momento no ha llegado a Salamanca.

 

Esta situación afecta de manera especial al Mercado que no al campo, ya que la mayoría de los animales que viene vendidos o a venderse pertenecen a otra provincia que no es Salamanca.