Salamanca, autorizada para la construcción de pozos de menos de 7.000 metros cúbicos

Valladolid, Zamora, Segovia y Ávila son las otras cuatro provincias de Castilla y León autorizadas.

 

EDICIÓN ESPECIAL DEL BOE

  

García Tejerina ha dado cuenta de "la complejidad" de su elaboración que se evidencia en los más de 65.000 páginas, una media de más de 5.400 páginas en cada plan de cuenca que llevarán al Boletín Oficial del Estado a realizar una "edición especial", porque se superan las 1.300 páginas de cada edición.

  

El plan contiene una memoria, con las asignaciones de agua de cada cuenca y las reservas para futuras demandas; la normativa, con los objetivos ambientales, compatibilidad de usos o regímenes de caudales ecológicos y el programa de medidas, que incluye todas las inversiones a ejecutar hasta 2021.

  

Estas inversiones y actuaciones se establecen en cinco paquetes de medidas, que van desde la construcción de embalses, de conducciones de agua, la ampliación y modernización de regadíos; otras son las destinadas a objetivos medioambientales, como saneamiento y depuración del agua que van a llevar los ríos y medidas de restauración fluvial. Asimismo, ha indicado que hay medidas para paliar los efectos de los fenómenos meteorológicos extremos, sean sequías o inundaciones y también medidas de gobernanza del agua, como las relativas al mantenimiento de las redes de control y la mejora del registro nacional del agua.

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en funciones, Isabel García Tejerina, ha confirmado este viernes que se autorizarán nuevos pozos de menos de 7.000 metros cúbicos al año de extracción de agua en la cuenca del Duero, en concreto en las provincias de Valladolid, Salamanca, Zamora, Segovia y Ávila.

  

García Tejerina ha realizado estas declaraciones en su comparecencia este viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que ha aprobado dos Real Decreto con la segunda fase de planificación hidrológica para el periodo 2016-2021 de 16 cuencas hidrográficas. Con ello, se culmina el segundo ciclo de planificación hidrológica en 12 cuencas de competencia estatal y en 5 de competencia autonómica, puesto que este viernes se han aprobado 4 de estos, que se suman a otro anterior, el de islas Baleares, aprobado recientemente.

  

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado que los planes intercomunitarios, que son competencia del Estado, incluyen en sus programas de medidas, inversiones cercanas a los 15.000 millones de euros y los intracomunitarios, de 2.500 millones, hasta 2021.

  

Fuentes del Gobierno han añadido que un informe de la Abogacía del Estado recomendaba la aprobación de estos planes cuanto antes y, además, que esto era necesario para poder cobrar los fondos de la Unión Europea para el periodo 2014-2020.

  

Por su parte, la ministra ha recordado que España cuenta con 25 cuencas hidrográficas, 12 de las cuales son de competencia estatal porque su territorio afecta a más de una comunidad autónoma y 13 son de competencia autonómica por abarcar un ámbito limitado a una sola comunidad autónoma.

  

En concreto, ha dicho que el Ejecutivo ha elaborado 12 planes hidrológicos para regular entre 2016 y 2021 el uso de las demarcaciones de Cantábrico Occidental, Guadalquivir, Ceuta, Melilla, Júcar, Segura y la parte española de las demarcaciones del Cantábrico Oriental, Miño-Sil, Duero, Tajo, Guadiana y Ebro.

  

En cuanto a los planes hidrológicos de competencia autonómica, la ministra en funciones ha dicho que se trata de las cuencas de Galicia Costa, las cuencas Mediterráneas Andaluzas, Guadalete-Barbate y Tinto, odiel y Piedras.

  

Para García Tejerina, los planes son "absolutamente fundamentales" para conocer las necesidades en materia de agua, entre ellas las necesidades medioambientales, es decir, el agua que "deben" llevar los ríos para que estén bien protegidos que establecen los recursos hídricos con los que se cuenta para establecer las necesidades.

  

"Se trata del instrumento más importante de gestión. Sin planificación hidrológica es imposible hacer una política rigurosa en materia de agua y esto es especialmente importante en un país como España en el que este recurso natural requiere de la máxima atención", ha subrayado, al tiempo que ha recordado que se trata de una obligación establecida por la Directiva del Agua de la Unión Europea.

 

 Así, con estos Real Decreto aprobados se cumple con el segundo ciclo de planificación para 2016-2021 y se da "cumplimiento al mandato de la UE" para disponer de esa herramienta "necesaria" de gestión del agua, según el Ejecutivo. La ministra en funciones ha subrayado el "esfuerzo importante" para ponerse al día en materia de planificación, recuperar el retraso acumulado, poder conocer las necesidades existentes y los recursos disponibles y por lo tanto, las necesarias actuaciones que deben ser impulsadas.