Saez Aguado espera no agotar el plazo para presentar el recurso contra el copago hospitalario

Ha afirmado que el copago en los hospitales para los enfermos crónicos es una medida a la que no le encuentran "ninguna ventaja y si algunos inconvenientes" y de ahí la discrepancia que se tiene con el Ministerio.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha explicado que espera que no se agote el plazo de dos meses para presentar el recurso contencioso administrativo que la Junta planteará contra la medida del Ministerio de Sanidad de implantar el copago hospitalario.

  

Sáez, quien ha asistido este martes al II Congreso de Investigación en Enfermería que organiza en Palencia el sindicato Satse, ha afirmado que el copago en los hospitales para los enfermos crónicos es una medida a la que no le encuentran "ninguna ventaja y si algunos inconvenientes" y de ahí la discrepancia que se tiene con el Ministerio.

  

Ante estas diferencias, Antonio María Sáez Aguado ha asegurado que es una discrepancia que formalizan y la mantienen "en sus términos" ante una medida tal vez "un poco apresurada" y que ya en los primeros meses de estar vigente planteó sus dudas al no aplicarla ninguna comunidad por lo que podría ser que "no tenga mucho sentido su implantación".

  

De igual forma, ha incidido en que a partir del día 22 de noviembre, que fue cuando recibieron formalmente la respuesta del Ministerio de Sanidad, cuentan con dos meses para presentar recurso contencioso administrativo aunque esperan no agotar ese plazo.

 

PRIMEROS INFORMES

  

Así pues, ha añadido que serán los servicios jurídicos de la Junta de Castilla y León los que marquen el ritmo de actuación, si bien este mismo martes ya recibirán un informe técnico de la Consejería de Sanidad donde se les plantea que armen el contenido del recurso para poder ser presentado cuanto antes.

  

El titular castellanoleonés de Sanidad ha reiterado que se trata de una medida con un "impacto muy limitado en los ahorros" y que "no puede ni debe ser disuasoria para los pacientes".

  

El consejero ha señalado que, a diferencia de las nuevas medidas, las medidas de cambios en el copago farmacéutico a través de las farmacias son "globalmente razonables" ya que está demostrado que han contribuido a las sostenibilidad de la sanidad pública. Asimismo ha destacado que "tenía un carácter progresivo en función de la renta" y ha generado ahorros que han permitido mantener el numero de enfermeras, médicos y el funcionamiento de los centros.

  

Sobre si otras comunidades habrían mostrado su intención de unirse a la actuación de Castilla y León contra el copago hospitalario, el consejero de Sanidad ha señalado que tan solo tiene conocimiento de que el País Vasco presentó una petición similar también formalmente pero desconoce si se ha planteado ante lo contencioso administrativo.