Sáenz de Santamaría recibe un sobre con peticiones sobre proyectos municipales de Valladolid

Manuel Saravia entrega la carta a la vicepresidenta Soraya Sáenz. A.MINGUEZA

En él se hace referencias a varios edificios de la Seguridad Social en Valladolid, como el colegio San Juan de la Cruz o del Campus de la Justicia. Finalmente acabó en manos de Fátima Báñez.

Fue la anécdota de la visita de la presidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, a su Valladolid natal. La mano derecha de Mariano Rajoy visitaba su ciudad natal con la intención de dar por inaugurada la nueva sede de la Seguridad Social en la calle Boston, junto a Arco de Ladrillo, pero se encontró con un pequeño detalle que no esperaba.

 

Fue el alcalde accidental y concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, quien se encargó de ello. En la recepción frente al nuevo edificio, ni corto ni perezoso, se acercó a ella, la saludó correctamente y e hizo amago de entregarle un pequeño sobre. ¿Qué contenía? Pues unas cuantas peticiones municipales para edificios de Valladolid que, a día de hoy, pertenecen a la Seguridad Social.

 

“Hay unas cuantas cosas”, ha explicado el concejal a Tribuna. “Como el tema del San Juan de la Cruz, el Campus de la Justicia, el antiguo edificio de Gamazo... Simplemente le he dicho que quería entregarle una carta con algunos criterios municipales”, asegura.

 

Y es que son unos cuantos los frentes abiertos del Ayuntamiento de Valladolid respecto a la Seguridad Social. El mencionado colegio San Juan de la Cruz que el Consistorio quiere que no se derribe, los trámites para seguir avanzando con el Campus de la Justicia en la zona de El Salvador junto a San Pablo, el qué hacer con el antiguo edificio de la Seguridad Social, ahora que el traslado que acaba de darse lo deja infrautilizado... En todos ellos el organismo estatal tiene terrenos que podrían interesar al Ayuntamiento para un uso u otro.

 

¿Pero y qué ha sido del sobre? Saravia podía habérselo entregado al encargado de la Seguridad Social en Valladolid, Tomás Burgos, quien también se encontraba en la recepción. Pero no. El alcalde accidental tenía claro que quería dárselo a Sáenz de Santamaría. “No, no lo ha abierto”, confirmó Saravia con cierta sonrisa.

 

De hecho, ni siquiera acabó en manos de la vicepresidenta, que no dudó en delegar en Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social en funciones, quien también estaba presente en la comitiva del Partido Popular. Ahora la pregunta es dónde terminarán estas peticiones; si en un buen puerto o en un simple toque de atención.

 

(La carta íntegra se puede consultar en un documento PDF debajo de estas líneas)

Noticias relacionadas