Sacyl indemnizará con 6.000 euros a un paciente al que se le intervino de la cadera equivocada

El Sacyl indemnizará con un total de 6.000 euros a un paciente de 44 años, M.A.C.D, que el día 13 de febrero de 2012 ingresó en el Hospital Río Hortega para ser intervenido de su cadera izquierda y una vez en quirófano el cirujano traumatólogo procedió a realizar incisión sobre la cadera derecha.

Fruto de un error, se inicio la intervención sobre la cadera intervenida sin que ni siquiera se consultara la historia clínica del paciente en un mero gesto de cautela asistencial.

 

Puesto el afectado en contacto con los Servicios Jurídicos de 'El Defensor del Paciente en Castilla y León', se formuló denuncia frente al cirujano y el Sacyl.

 

En su defensa, el doctor M. alegó que a la llegada a quirófano preguntó al propio paciente sobre la operación que iba a realizar, siendo éste quien le indicó que venía a operarse de la cadera derecha, y que por ello procedió a actuar sobre ella.

 

En palabras del propio cirujano, "es práctica habitual el preguntar a los pacientes en la misma mesa de quirófano sobre el tipo de intervención a la que van a ser sometidos, sin necesidad de consultar la historia clínica", censura la asociación 'El Defensor del Paciente'.

 

Con estos argumentos de defensa, la aseguradora del cirujano contactó con el letrado del denunciante para ofrecer una indemnización por los daños causados. Finalmente, no ha sido necesario llegar a juicio, habiendo llegado las partes a una satisfacción extraprocesal.

 

El paciente ha aceptado la indemnización de 6.000 euros ofrecida, a la vista de la evolución favorable, y retirado la denuncia penal para posibilitar el archivo de la causa sin mayores consecuencias para el médico interviniente.

 

'El Defensor del Paciente' espera de la Consejería de Sanidad que haga todo lo necesario para que hechos similares no vuelvan a suceder e insta al Sacyl para que cambie los protocolos de quirófano para evitar errores futuros, obligando a los cirujanos intervinientes a examinar la historia clínica antes de la intervención y validar el motivo de la misma con total seguridad para el paciente.