Sacyl desconecta el programa de visado informático de recetas y vuelve al anterior sistema por las averías

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado

El consejero de Sanidad achaca los problemas a su incompatibilidad con el programa que gestiona las citas y recetas de los centros de salud y Sacyl está buscando una solución. Mientras tanto, admite "incomodidades" por la vuelta al anterior sistema.

El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha reconocido que Sacyl ha desconectado el programa informático que gestiona el visado de recetas porque era incompatible con el que se usa para las citas de los centros de salud. Su incompatibilidad ha provocado problemas en las últimas semanas y esta semana directamente se ha caído el sistema, lo que ha obligado a sellar a mano y recurriendo al antiguo sistema. El apagón afecta a todo el sistema en Castilla y León.

 

"Uno de los problemas que se han planteado ha sido la conexión de ese programa de visado electrónico con el programa Medora que gestiona la historia clínica en la atención Primaria", ha explicado Sáez Aguado, algo que ya habían puesto de manifiesto los profesionales de la inspección sanitaria, que son los que se están ocupando, de nuevo, del proceso de visado. Este trámite es obligatorio para algunos productos que, por su precio, por estar cubiertos por la sanidad pública o por su limitado acceso, tienen un especial control. Entre ellos están los pañales para la incontinencia, las medias de compresión y determinados tratamientos. 

 

El problema es que, al añadir la funcionalidad del visado de recetas al programa Medora, este se ha bloqueado, afectando también desde hace semanas a las citas y las recetas convencionales, hasta el punto de que los médicos de cabecera no han podido hacer recetas o consultar los historiales de los pacientes. "Para evitar esos problemas de compatibilidad se ha desconectado y estamos estudiando la forma de mantener ese programa sin que interfiera con Medora", ha explicado el consejero que asegura que se está estudiando una solución.

 

Mientras tanto, los profesionales han tenido que volver al anterior sistema de gestión del visado de recetas, lo que obliga a que los pacientes vuelvan a tener que ir a la inspección de Sanidad a por ellas; esto se había evitado con la adopción del programa informático, que permitía que las recetas estuvieran visadas en 24 horas y que se pudieran recoger en el centro de salud correspondiente, evitando el desplazamiento a las sedes de la inspección, generalmente, en las capitales de provincia. 

 

Esta semana los profesionales de la inspección han tenido que recurrir al antiguo sistema de visar desde la inspección y con sellos, manualmente. Sin embargo, Sáez Aguado niega que sea así. "Los servicios no visan a mano, hay traslado de la información y esto genera algunas incomodidades. Este programa se implantó hace unos meses y vamos a intentar resolver la situación con la mayor celeridad posible", ha reconocido Sáez Aguado. El programa se puso en marcha en enero de 2013.

 

El consejero ha negado que los problemas informáticos sean una constante en Sacyl a pesar de que el programa de gestión de citas y recetas de Primaria también da freceuntes problemas. "Medora lleva funcionando desde hace muchos años, lo que he hemos hecho es una nueva versión que permite acceder a la historia clínica desde cualquier punto de Castilla y León", ha dicho el consejero, que pone de manifiesto el avance que supone su implantación porque "hasta ahora los profesionales solo podían acceder a la de su centro de salud".

 

Precisamente ahí residen los problemas técnicos, ya que se han sumado muchos programas a Medora. "Al haberse acumulado todas las historias clínicas de los 2.400.000 pacientes ha generado un problema", ha dicho el consejero porque "es la aplicación que más usuarios tiene" y "al añadirle funcionalidades como el VERE (el programa de visado electrónico) han aparecido problemas de compatibilidad", ha dicho el consejero, que explica que "al generalizarlo han surgido problemas de compatibilidad".

 

Esta acumulación seguirá adelante en breve, previsiblemente, cuando se solucionen los problemas actuales, con el "uso del anillo radiológico electrónico" para el funcionamiento del PET TAC que se ha puesto en marcha en Salamanca. Una nueva aplicación que puede generar más problemas.