Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

¿Sabemos cómo se limpia nuestro cerebro?

Un estudio revela que cuando las neuronas mueren, sus restos deben eliminarse rápidamente para que el tejido cerebral circundante siga funcionando correctamente. 

Una investigación dirigida por el Centro Vasco de Neurociencia Achucarro, de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) y la Fundación Ikerbasque, ha revelado qué sucede con los mecanismos que mantienen el cerebro limpio durante las enfermedades neurodegenerativas.

 

Cuando las neuronas mueren, sus restos deben eliminarse rápidamente para que el tejido cerebral circundante siga funcionando correctamente. La eliminación de los cadáveres neuronales, un proceso llamado fagocitosis, la realizan células altamente especializadas en el cerebro llamadas microglia.

 

Hasta ahora, se pensaba que estas pequeñas células tenían muchas ramificaciones que estaban en constante movimiento y especialmente equipadas para detectar y destruir cualquier elemento extraño, incluyendo las neuronas muertas.

 

Este nuevo estudio, publicado este jueves en 'PLoS Biology', se centró en investigar el proceso de muerte neuronal y la fagocitosis microglial en el cerebro enfermo. Con este fin, los científicos recogieron muestras de cerebro de pacientes con epilepsia del Hospital Universitario de Cruces, en Barakaldo, Vizcaya, y ratones epilépticos.

 

Se sabe que durante las convulsiones vinculadas con la epilepsia, las neuronas mueren, pero, al contrario de lo que ocurre en el cerebro sano, durante la epilepsia, la microglía parece estar "ciega" y ser incapaz de encontrar las neuronas muertas y acabar con ellas. Su comportamiento es anormal, por lo que las neuronas muertas no se eliminan y se acumulan, difundiendo los daños a las neuronas vecinas y desencadenando una respuesta inflamatoria que empeora la lesión cerebral.

 

Este descubrimiento abre una nueva vía para explorar terapias que podrían aliviar los efectos de las enfermedades cerebrales. De hecho, el grupo de investigación que realizó los estudios se encuentra actualmente trabajando en el desarrollo de fármacos con la esperanza de impulsar este proceso de limpieza -fagocitosis-- y ayudar en el tratamiento de la epilepsia.