Ryanair vuelve a la carga al liderar el primer puesto en cuanto a la aerolínea con más problemas en sus vuelos en España en el primer trimestre del año. En concreto, el 8,5% de las incidencias ocurridas en los aeropuertos españoles (tanto en despegues como aterrizajes) corresponden a la low cost irlandesa, según los datos de reclamador.

 

Hay que tener en cuenta que la aerolínea de bajo coste representó el 6,5% del total de operaciones que se registraron en los aeropuertos españoles entre enero y marzo.

 

En concreto, la compañía ha tenido casi 300 retrasos y más de 700 cancelaciones sin avisar con 15 días de antelación. De este modo, la cifra de pasajeros afectados durante el primer trimestre del año asciende aproximadamente a más de 187.000. De este total, más de un millar ya están en manos de reclamador.

 

PRIMERA AEROLÍNEA EN ESPAÑA

 

La considerada primera aerolínea en España crece en pasajeros y en beneficios que no redunda en servicio de atención al cliente, a pesar de sus esfuerzos. Se trata de uno de sus puntos flacos en el pasado y fuente de numerosas quejas aún en la actualidad.

 

Hay que destacar que la huelga de controladores en Francia (sucedida en varias jornadas durante el mes de marzo) y el atentado en el aeropuerto de Bruselas (22 de marzo) son considerados de fuerza mayor y por tanto no indemnizables, según la normativa, pero los usuarios tienen una serie de derechos. En ese sentido, llama la atención que los viajeros cuyos casos están siendo gestionados por reclamador aluden reiteradamente al incumplimiento por parte de Ryanair del derecho de asistencia y manutención (alojamiento, comida...) al que está obligada la compañía por ley, aún en este tipo de casos.

 

Al respecto, Pablo Rabanal, CEO de reclamador, matiza que "en reclamador hemos detectado en el primer trimestre del año que Ryanair ha vuelto a convertirse en la aerolínea más conflictiva a la hora de atender y resolver las reclamaciones de sus usuarios de manera amistosa. Una compañía que sólo habla de transformar y mejorar su servicio de atención al cliente pero que no lo traslada a la realidad".

 

EN VERANO FUE VUELING

 

El pasado verano fue Vueling la protagonista de la mayor parte de las incidencias en los vuelos registradas en los aeropuertos españoles. Retrasos, cancelaciones y problemas con los equipajes marcaron el periodo de operaciones del año considerado más fuerte de las aerolíneas.

 

Ante estas incidencias que se repiten en los aeropuertos de manera continuada, y ante la indefensión de los usuarios, reclamador recuerda que, según el Reglamento 261, se pueden solicitar entre 250 y 600€ como indemnización, según la distancia del vuelo, en el caso de retrasos y cancelaciones. En el supuesto de incidencias con las maletas, la compensación económica puede ascender hasta 1.400€. La plataforma líder en reclamaciones online en España recalca que se dispone de hasta 5 años para reclamar en el primer caso, y hasta 2 años en el segundo, por lo que anima a los consumidores a reclamar sus derechos frente a las aerolíneas.