Rubi: "Solo nos queda una bala y es la de este domingo"

Rubi, entrenador del Real Valladolid, en rueda de prensa. JUAN POSTIGO

El entrenador del Real Valladolid, pese a ser consciente de que el ascenso directo es casi imposible, incita a la afición a animar este domingo ante el Zaragoza, un "peligroso" rival.

Al Real Valladolid se le acaban las opciones de ascenso directo. Con tres partidos por delante, nueve puntos, y a seis de quien marca el segundo puesto, el Girona, la posibilidad de hacer los deberes que no se han hecho durante el resto de la temporada para poco más que una quimera. Y más teniendo en cuenta que enfrente espera este domingo un "complicado" rival como es el Zaragoza.

 

"Va a ser un partido duro, difícil", acertó a decir Rubi, en la previa del partido atendiendo a los medios. "El Zaragoza es un equipo que hace las cosas bien y tienen claras opciones de meterse también la liguilla del play off". Efectivamente, los maños descansan en la sexta posición de la tabla y son candidatos a colarse en la pelea final.

 

Rubi, que reconoció sentirse preocupado por la lesión de Marc Valiente, con cuatro semanas de baja, "por el nivel al que estaba", si bien sabe que "sus compañeros le cubrirán a la perfección", es consciente de que un tropiezo terminaría de dar al traste con todo. "Nos queda una sola bala y es la de este domingo. Si estuviéramos a un solo partido ganado de diferencia de Girona y Sporting habría más esperanza".

 

En todo caso el objetivo, de quedarse en play off, es claro; quedar lo más arriba posible por mantener la tendencia. "Esto supondría dignificar nuestro trabajo, pese a que sepamos que es difícil llegar a ascenso directo para estar arriba". En todo caso, Rubi dejó entrever que si hay algún jugador cansado en estas últimas jornadas, es posible que rote alguno.

 

Precisamente Álvaro Rubio y Omar serán dudas hasta última hora para un encuentro que se disputará el domingo a las 18.00 horas en el estadio José Zorrilla.