Rubi se apunta al resultadismo

Joan Francesc Ferrer, Rubi, entrenador del Real Valladolid. JUAN POSTIGO

El entrenador del Real Valladolid asegura que “lo primero es la victoria y después el juego”, si bien luego apuntilla que “también les preocupa contentar al aficionado”.

El mundo del fútbol es muy particular, muy suyo. Incluso ganando, existe la posibilidad de que la afición no termine contenta, y sino que se lo digan al Real Madrid. Pues algo parecido ocurría el pasado domingo, cuando el Pucela derrocaba por 2-1 al Tenerife en Zorrilla, con un curioso ‘runrún’ desde la grada. Un detalle al que Rubi, este viernes, ha querido salir al paso.

 

“Lo importante es sacar el partido, después ya analizaremos el cómo, pero ante todo hay que sacarlo adelante”, explicaba el entrenador blanquivioleta a los medios en la previa del partido ante el Sporting (El Molinón, domingo a las 17.00 horas). Conclusión, resultados por encima de todo. Eso sí, Rubi después explicaría esto.

 

“Entiendo a la gente después del último partido, nosotros tenemos como meta convencerles con el resultado y con el juego al final. No nos vamos a escudar solo en ganar, pero a veces hay que ser realistas. Estamos intentando cambiar la mentalidad de los jugadores en cuanto a que no metamos un gol y nos encerremos atrás, pero para eso hace falta tiempo”. La cosa está clara, el técnico confía en ir puliendo ese detalle poco a poco.

 

Rubi también desveló novedades en cuanto a altas y bajas para el choque de El Molinón. Aparte de Jeffren, de baja segura durante un mes, Omar tampoco podrá vestirse de corto mientras que Álvaro Rubio probablemente sí pueda hacerlo, si bien el entrenador no quiso asegurarlo al 100%. “Tenemos personas para suplir a las bajas, no hay problema”, incidió antes de dejar caer nombres como Alfaro o Mojica.

 

LIGA NO ES COPA

 

En cuanto al rival en sí, el Sporting, el técnico pucelano dejó patente un detalle sobre el resto; la Liga es completamente diferente de la Copa, en referencia al choque de hace diez días en el que los blanquivioletas se impusieron por 1-3 para dejar a los asturianos en la cuneta.

 

“Ni aunque fueran dos partidos de Liga seguidos serían iguales, imaginar siendo uno de cada competición. Los jugadores salen con otra mentalidad para la Liga”, hizo referencia el entrenador. “Nos debe dar igual también a nosotros la competición que sea y hay que salir a ganar. Eso es algo que me está gustando de mi equipo, que por ahora no hemos empatado”. Precisamente, el rival no ha perdido en el campeonato doméstico, con tres victorias y dos empates a sus espaldas.

 

Por último, Rubi también comentó que le había explicado a sus jugadores que “cometen demasiadas faltas”, un detalle a pulir, que “el equipo se ha quitado el miedo a ganar fuera de casa” y destacó a Jony como uno de los grandes peligros sportinguistas.