Rubén (Osasuna): "El partido del Valladolid no es una final, pero puede marcar nuestro devenir"

El defensa del Club Atlético Osasuna, Rubén González, resaltó la importancia de cara a marcar el "devenir" del equipo el partido del domingo ante el Real Valladolid en el Nuevo Zorrilla, aunque no quiso calificarlo de "final o ultimátum".

"El partido del Valladolid no lleva el título de final o de ultimátum, pero es importante y puede marcar nuestro devenir. Hay que coger las buenas sensaciones de 2013", comentó Rubén en rueda de prensa este viernes.

 

El jugador 'rojillo' sabe que los de Miroslav Djukic están menos necesitados y presionados pese a llevar tres jornadas sin ganar. "Están a once puntos del descenso. Su objetivo era la permanencia y se puede decir que están cómodos a esa distancia. No creo que se pueda hablar de que están pasando un mal momento", afirmó.

 

El central recalcó que "se está entrenando con buen ritmo, con trabajo explosivo y comprometidos", pero advirtió que "tampoco es buena una excesiva euforia". "Sabemos que nosotros somos lo que somos porque trabajamos todos los días", aseveró, dejando claro que está "bien" tras su lesión de tobillo y que aunque todavía tiene "un dolor residual" estará a disposición de José Luis Mendilibar.

 

El de Santiago de Compostela recordó que la base del equipo "está en la concentración, en la lucha, en la entrega, en el compromiso". "Son palabras que han ido repitiendo mis compañeros, pero es que son una realidad. Si perdemos eso no somos Osasuna, luego podemos estar más o menos afortunados, pero lo que nunca podemos perder son nuestras señas de identidad", sentenció.