Rosell, sorprendido por el aumento de las inspecciones, pide que "no se agobie y machaque" a las empresas

Joan Rosell, presidente de la patronal, durante su intervención

El presidente de la patronal avisa de que con la presión los empresarios pueden acabar por tirar la toalla. Además afirma que es favorable a las reformas porque "aunque son duras, las reformas curan". 

El presidente de CEOE, Joan Rosell, ha tachado de "curiosidad" el hecho de que las empresas estén sufriendo "inspecciones por todo los lados" y ha pedido que se analice la situación actual y "no se agobie y machaque" a los empresarios para evitar que la gente "tire la toalla" porque España no está para que se tire la toalla.

 

Así lo ha asegurado durante su participación en el II Foro de Economía de Castilla y León que organiza El Mundo de Castilla y León y que se ha celebrado en el centro de Soluciones Empresariales de la Junta en el municipio vallisoletano de Arroyo de la Encomienda.

 

Al respecto, Rosell ha explicado que los empresarios  "están agobiados por la financiación" al tiempo que ha tachado de "curiosidad" que se estén produciendo "inspecciones por todos los lados" y aunque ha reconocido que es normal que él, como presidente de la Patronal, sufra estas inspecciones ha pedido que no se "agobie y machaque" a todas las empresas.

 

En este sentido, el presidente de la patronal ha explicado que si se agobia a los empresarios acabarán "tirando la toalla" y eso que están avalando con lo suyo y con lo de sus familias a sus empresas para poder sacarlas adelante.

 

Sobre el futuro, Joan Rosell ha reconocido que si se confía en el consumo interno no habrá futuro pero ha aseverado que se han conseguido "luces importantes" en las exportaciones con resultados positivos, de crecimiento, en los últimos tres años, al tiempo que ha añadido que hay que seguir abordando reformas que son necesarias "y no pueden esperar".

 

APOYO A LA REFORMA DE LAS PENSIONES

 

El presidente de CEOE ha aseverado que la patronal española apoyará la reforma de las pensiones que pretende abordar el Gobierno, al tiempo que ha asegurado que España tiene que seguir haciendo reformas "que no pueden esperar".

 

Rosell ha aseverado posteriormente en declaraciones ante los medios de comunicación que el planteamiento de futuro debe ser "posibilista y pragmático" en base a que "mientras continúe la caída de trabajadores y el crecimiento de pensionistas se debe dar sostenibilidad y viabilidad al sistema".

 

De hecho, ha incidido en que países como Italia, Francia y Alemania que presentan un mayor número de pensionistas "hacen lo mismo o van a tener que hacerlo".

 

Así, aunque ha reconocido que el "objetivo" sería que se incrementen las pensiones que, en los últimos años han crecido en sus valores medios, la situación actual indica que España no presenta "la suficiente ocupación", es decir, los suficientes afiliados a la Seguridad Social. "Si lográsemos variar eso, no habría que ser tan dramáticos", ha concluido.

 

Durante su intervención, Rosell ha reiterado la necesidad de que España siga haciendo reformas, palabra que debe ser "cabecera" en todos los ámbitos, según ha aseverado el presidente de la patronal española, quien ha precisado que sin reformas "se degrada la competitividad".

 

Asimismo, ha indicado que antes de que llegara la crisis, en España se creó empleo y se ha mostrado convencido de que se puede recuperar esta senda a pesar de que "se ha perdido un tiempo precioso" al no percibir dicha crisis, y aunque desde 2011 se está aplicando "la medicina adecuada, que es difícil y complicada", es necesario hacerlo con el máximo consenso.

 

Al respecto, Juan Rosell ha abogado por recuperar la confianza en las posibilidades de España porque aunque las reformas "son duras, las reformas curan".

Noticias relacionadas