Rosa Valdeón mantiene “cierta esperanza” para el futuro de Lauki

El cierre de Lauki se retrasó hasta el próximo mes de octubre. JORGE IGLESIAS

Tras anunciar la empresa que "pospone" la decisión cuatro meses.

La vicepresidenta y consejera de Empleo de la Junta, Rosa Valdeón, ha reconocido que la decisión de Lactalis de “posponer” cuatro meses su decisión definitiva sobre la factoría de Valladolid permite contar con “cierta esperanza” sobre el futuro de la planta.

 

Valdeón ha reconocido que, si bien el viernes a media tarde se mantenía una postura “intransigente” de la empresa, el nuevo plazo anunciado tras la reunión de ese mismo día permite a la Junta “buscar empresas” que estén interesadas en continuar con la actividad.

 

De ahí que la consejera mantenga la posibilidad de vender como “la mejor solución”  y que, solo en caso de que no pueda salir adelante esa operación, se ponga en marcha un “plan social” para minimizar los “daños”.

 

En su visita a Salamanca para participar en el foro económico de El Norte de Castilla, la vicepresidenta ha agradecido contar con ese “pequeño margen” de cuatro meses para tratar de reconducir la situación. No obstante, ha recordado que la prórroga de Lactalis “no quiere decir que vaya a vender”.

 

En cuanto a medidas urbanísticas que podría tomar el Ayuntamiento de Valladolid para evitar el cierre, Valdeón ha insistido en que el terreno es “suelo industrial” y que, por ello, en esa zona “no se puede hacer otra cosa”.

 

Por este motivo, la vicepresidenta y consejera de Empleo ha puesto de relieve que el Consistorio vallisoletano “no tiene que tomar ninguna medida” en lo que a urbanismo se refiere.