Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Rodríguez-Briso acude al 'Offsidefest' con su documental 'Eighteam' sobre la selección de Zambia

Cuenta la historia de la selección de Fútbol de Zambia desde el accidente aéreo que costó la vida a 18 jugadores y cuatro técnicos en 1993 hasta la final de la Copa Aricana de Naciones de la que se proclamaron campeones en 2012.

El director vallisoletano Juan Rodríguez-Briso participará en la sección oficial del festival Internacional de Fútbol Documental de Barcelona (Offsidefest) con su largometraje 'Eighteam' que cuenta la historia de la selección de Fútbol de Zambia desde el accidente aéreo que costó la vida a 18 jugadores y cuatro técnicos en 1993 hasta la final de la Copa Aricana de Naciones de la que se proclamaron campeones en 2012.

  

Según informaron a Europa Press fuentes próximas al director, 'Eighteam', que se estrenó en la últimae dición de la Seminci, está realizada por Omnicorp Estudio, en colaboración con la Visual Creative y la productora zambiana Purple Tembo Media, a cargo de Ngosa Chungu, ha realizado este documental cinematográfico y dirigida por Juan Rodríguez-Briso, director del largometraje '30 Días Antes', ganador de diversos premios internacionales.

   '

Eighteam' competirá en la sección oficial de la segunda edición de 'Offsidefest', un festival que se celebrará entre los días 12 y 15 de marzo en Barcelona y que está centrado en los documentales con temática futbolística. Allí se podrán ver otras creaciones como 'We must go', sobre el estadounidense seleccionador de la Selección de Egipto, Bob Bradley, en plena revolución; o 'Democracia em Preto y Branco', a cerca del activismo del Corinthians brasileño ante la dictadura militar.

  

El documental de Fernández-Briso muestra el viaje de los Chipolopolo ("balas de cobre", el apodo de la selección zambiana de fútbol), "desde la tragedia a la gloria". Comienza con la prometedora generación de futbolistas, liderada por Kalusha Bwalya, que después de golear 4-0 a Italia en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 dio varios pasos hacia adelante hasta ser una clara favorita para clasificarse para el Mundial de Fútbol de Estados Unidos 1994.

  

Pero el 27 de abril de 1993, el avión de la Fuerza Aérea de Zambia que llevaba a aquel equipo desde su país a Senegal para disputar un partido de clasificación se estrelló en el océano Atlántico, a unos 500 metros de la costa de Gabón y todos los pasajeros y la tripulación, 30 personas en total, murieron en el accidente. "Ningún país ha tenido que superar un golpe tan tremendo a su equipo nacional. Sin embargo, para Zambia no había otra opción que seguir adelante", reflexiona Rodríguez Briso.

  

Sin embargo, no todos los grandes jugadores de aquella generación perecieron en el siniestro, pues el capitán, Kalusha Bwalya no iba a bordo del vuelo siniestrado al estar jugando en ese momento para su equipo, el PSV Eindhoven, mientras que Charles Musonda, que también jugaba en Europa en el Anderlecht belga, se encontraba lesionado.

  

De hecho, a penas un año después del dramático accidente, en la Copa de África de 1994, los 'Chipolopolo' firmaron un gran campeonato para llegar a la final, en la que cayeron por dos goles a uno ante Nigeria.

  

Desde entonces, y sobre todo tras su retirada en el año 2000 Bwalya "puso todo su empeño" en seguir la reconstrucción del equipo y profesionalizar la federación, para lo que se convirtió en el seleccionador nacional y, posteriormente, en presidente de la Asociación de Fútbol de Zambia (FAZ).

 

LA FINAL DE LIBREVILLE

  

Así, 18 años y algunos meses más tarde, el destino "hizo un guiño" a Zambia, pues tras otra buena Copa de África se plantaron en la final contra la potente Costa de Marfil  -capitaneada por Didier Drogba- un partido que se jugaba en Libreville (Gabón), apenas a dos kilómetros del lugar del accidente.

  

Tras el tiempo reglamentario y los 30 minutos de prórroga el partido concluyó con empate a cero, por lo que se dio paso a la tanda de penalties, en la que los zambianos fallaron sólo un disparo desde los once metros, mientras que los marfileños erraron dos. Entre los dos equipos habían realizado 18 lanzamientos.

  

Así, 'Eighteam' gira en torno al 18, pues ese fue el número de jugadores que perdió la vida en el accidente frente a la costa de Gabón -además de otros siete miembros del 'staff' y de la federación y cinco tripulantes-; y pasaron 18 años "y varios meses" hasta esa final de la Copa de África en la que los zambianos vencieron a Costa de Marfil en una tanda de penalties en la que, entre los dos equipos, realizaron 18 lanzamientos.