Roca presenta un ERE "con los mismos despidos y cierres", según sindicatos, que iniciarán la huelga en febrero

Roca Sanitarios ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE), que afectará a las plantas de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) y Alcalá de Henares (Madrid), y que contempla "los mismos despidos y cierres que el anterior ERE", según han lamentado fuentes sindicales, quienes han anunciado que los trabajadores de la planta sevillana iniciaran una huelga indefinida el próximo 5 de febrero.



SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS)



Fuentes sindicales han explicado a Europa Press que este viernes los representantes de los trabajadores se reunieron con la dirección de la empresa en Madrid, donde han recibido la documentación del ERE planteado y se ha constituido la comisión negociadora del ERE, formada por 14 representantes de los trabajadores, siete de Alcalá de Henares y siete de Alcalá de Guadaíra.

De esta forma, las fuentes indican que el nuevo ERE planteado, tras la retirada la semana pasada del anterior, contempla "el despido de los 228 trabajadores y el cierre de la planta de Alcalá de Guadaíra, así como el cese de la actividad de porcelanas sanitarias de Alcalá de Henares, donde se eliminarán 258 puestos de trabajo", de forma que "son las mismas condiciones y los mismos planteamientos que el anterior ERE".

Tras la presentación del ERE, la entrega de documentación y la constitución de la comisión negociadora, se ha establecido el calendario de reuniones entre las partes, que tendrán de plazo un mes para llegar a algún tipo de acuerdo, hasta el 24 de febrero.

Las fuentes sindicales han apuntado que la primera reunión de dicha comisión será el 31 de enero, para poder dar tiempo a analizar la documentación. Las reuniones están previstas para todos lo miércoles y jueves todas las semanas.

PRESENCIA DE LA INSPECCIÓN

Asimismo, según las fuentes, "se ha acordado la mediación de la Inspección de Trabajo" en todo el proceso.

Los trabajadores mantienen su rechazo a dicho ERE y al cierre de Alcalá de Guadaíra y aseguran que están "fuertes" en sus posiciones, de forma que insisten en que "no hay causa ni económica ni productiva para el cierre de la planta alcalareña".

"Somos sólidos y conscientes de nuestros argumentos", agregan las fuentes sindicales, quienes precisan que ya han registrado la huelga, que se iniciará el 5 de febrero.

De esta forma, los trabajadores deberán analizar la documentación con los asesores jurídicos y económicos para "contrarrestar los planteamientos de la dirección" y programarán una serie de reuniones con las administraciones e instituciones para seguir recabando apoyos en contra del cierre de la fábrica, además de ir divulgando ese conflicto entre trabajadores de empresas de la provincia sevillana, junto a otras acciones.