Roca niega que 'Nóos' haya precipitado la abdicación y dice que la Infanta Cristina "sabe lo que tiene que hacer"

El abogado de la Infanta Miquel Roca

Cree que no corresponde a Felipe VI resolver los problemas de España, pero que sí puede ayudar a que "se hable, se pacte y se dialogue".

El abogado de la Infanta Cristina, Miquel Roca, ha afirmado este martes que el 'caso Nóos' no ha precipitado la abdicación del Rey, ni tiene nada que ver con ella, y ha opinado además que la hija menor de Don Juan Carlos, que no ha sido invitada a los actos oficiales, "sabe lo que tiene que hacer" en este escenario.


En una entrevista en Antena 3 recogida por Europa Press, Roca ha recalcado que 'Nóos' es un asunto que "afecta a la Infanta y a su marido", Iñaki Urdangarin, que la Casa Real ya ha definido su posición al respecto y que "no tiene relación de causa-efecto" con la abdicación de Don Juan Carlos, que es más bien "un problema de interés de Estado".

Y, aunque no ha querido desvelar si ha hablado con la Infanta de cómo le ha sentado haber sido excluida de los actos oficiales, sí ha dicho que Doña Cristina tiene "su opinión, su personalidad, sus sentimientos" y "seguro que sabe lo que tiene que hacer y lo hará en los términos que crea".

Quien sí estará en todos los actos oficiales es el propio Roca, que fue uno de los siete 'padres' de la Constitución de 1978. Como tal, acudirá mañana al Palacio Real a la firma de la ley de abdicación por parte de Don Juan Carlos y el jueves a la proclamación de Felipe VI por las Cortes y a la recepción posterior en el Palacio Real.

Roca ha deseado que el reinado de Felipe VI sea un éxito, porque será bueno para España, en un momento de "muchos problemas" y "mucha conflictividad en diversos campos". No obstante, ha incidido en que al Rey no le corresponde "resolver los problemas", pero sí cree que puede ayudar, "estimulando que esos problemas de afronten y que se hable, se pacte y se dialogue".

A su juicio, una de las claves de esa ayuda será que el nuevo Rey traerá un "lenguaje más joven y más sintonizado con la sociedad española", porque ese lenguaje puede "impregnar también la acción política". Roca, que fue además secretario general de CDC y portavoz de CiU en el Congreso, no se ha referido sin embargo a la situación de Cataluña.

Ante la expectativa generada por el nuevo Rey, ha recordado que históricamente algunos reyes intervinieron "demasiado" en la política y que, en cambio, Don Juan Carlos lo hizo de manera "decisiva" en momento como el golpe de Estado del 23F. "Estas son intervenciones que no me gustaría que se repitieran, pero son aquellas en las que sí me gusta saber que hay una institución y un responsable de la institución que sepa defender las libertades", ha dicho.

NO HA ECHADO EN FALTA UNA LEY DE LA CORONA

Además, aunque ha reconocido, que se podía haber hecho una ley o un estatuto de la Corona, ha destacado que ni en aquel momento se consideró urgente ni en estos 39 años se ha "echado en falta" una norma de ese tipo.

En todo caso, ha explicado que la abdicación sólo podía materializarse a través de una ley aprobada por las Cortes, puesto que España es una monarquía parlamentaria y así lo prevé la Constitución.

Roca ha admitido que los ponentes de la Constitución no contemplaron la abdicación de Don Juan Carlos más que como "un supuesto que estaba metido en la Constitución". Su prioridad, ha dicho, era "el presente y el día siguiente", es decir, conseguir un pacto constituyente que diese estabilidad a las instituciones a través de la monarquía parlamentaria, y así salir de la "etapa muy oscura que había sido la dictadura".