Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Roberto González: "Si no se arreglaba el pasado y el presente, no se podía pensar en el futuro"

El ya ex técnico del Club Baloncesto Valladolid explica que "los problemas eran demasiados y demasiado grandes como para continuar en el club".

"Veintiséis años ligado al CB Valladolid no se pueden olvidar de cualquier manera, pero no queda otra opción que mirar hacia adelante". Con esa mentalidad afronta Roberto González, ya ex entrenador morado desde este miércoles al hacerse realidad una decisión que ha venido madurándose poco a poco.

 

El vallisoletano lo venía avisando desde hace varias semanas, necesitaba un proyecto real para poder seguir en el banquillo de Pisuerga, algo que parece que Mike Hansen no ha sido capaz de demostrar en la semana que lleva en la presidencia. El futuro del Club Baloncesto Valladolid queda ahora más en el aire que nunca.

 

¿Cuándo decidió de manera definitiva que no seguía en el CB Valladolid?

 

Esta misma mañana (por el miércoles). Ya había dado demasiado tiempo para que se pudiera arreglar el pasado y el presente del club y mirar así al futuro, no podía quedarme más tiempo parado sin hacer nada.

 

¿Cuál era el mayor problema exactamente? ¿La falta de proyecto, los impagos...?

 

Todo un poco, era un cúmulo de cosas. No se abonaban las mensualidades, ni a mí, ni a los jugadores, ni a nadie. Tampoco veía que se avanzara en ningún sentido, no se arreglaba nada en la institución, ni veía que pudiera haber un proyecto real.

 

Se le siguen adeudando bastante mensualidades.

 

Prácticamente toda la temporada, sí. En ese sentido no ha habido ningún tipo de acuerdo al salir del club. Es un dinero que se me sigue debiendo y habrá que ver por qué vía se reclama.

 

¿Cómo ha sido la conversación con Hansen?

 

La previsibile, le he explicado que las cosas no podían seguir así y finalmente le he presentado mi dimisión.

 

Si el proyecto mostrase posibilidades de recuperarse, ¿se replantearía la vuelta?

 

No, no me veo echando marcha atrás. Es una decisión irrevocable y ya está decidido. En principio ahora estoy buscando trabajo y quiero volver a dar clase como profesor, tendré que buscar en algún colegio que necesiten alguno.

 

¿Y si saliese una oportunidad ligada al baloncesto fuera de Valladolid?

 

Ahora mismo no tengo nada, como la decisión definitiva está recién tomada no hay más posibilidad. Por ahora la idea es buscar algo como profesor, hasta que no surgiera algo real no busco otra cosa.

 

¿Qué balance hace de esta temporada y media como entrenador?

 

Ha sido una experiencia vital, bastante dura. Ya dejé claro que no podía seguir a cualquier precio, aunque hubiera sido lo que a mí me hubiera gustado. Es mucho tiempo el que me llevo a las espaldas y que claramente recordaré con mucho cariño, pese a las adversidades.

Noticias relacionadas