Rivera empieza su reconciliación con Rajoy con un apretón de manos... y ni uno más

Mariano Rajoy y Albert Rivera, en el comienzo de su encuentro. Foto: EP

Comentado gesto de Rivera, que se negó a posar para los gráficos para un segundo apretón de manos con Rajoy. El PP espera recomponer las relaciones entre ambos y Ciudadanos sólo espera una negociación a tres bandas con el PSOE.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, han comenzado puntuales este martes a las 10.30 su reunión en el Congreso de los Diputados con un apretón de manos. Sin embargo, cuando algunos periodistas gráficos les han pedido que repitieran el saludo, Rajoy se ha mostrado dispuesto pero Rivera se ha negado al permanecer sentado.

 

Se trata del cuarto encuentro que celebra Rajoy en la ronda de contactos con los distintos líderes políticos para intentar sacar adelante su investidura y formar Gobierno, tras los mantenidos con representantes de Coalición Canaria, el PNV y ERC. Mientras que esas tres entrevistas se llevaron a cabo en La Moncloa, el escenario de los encuentros con Rivera y con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias --programada para este mismo martes a las 17.00 horas--, es la Cámara Baja.

 

Tanto el líder de C's como el de Podemos se ven con Rajoy en la misma sala en la que Rivera y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se reunieron para confirmar la vigencia del pacto de gobierno que habían firmado el mes anterior, tras las elecciones generales de diciembre. Fue un día antes de la cita entre Iglesias y Sánchez. Con estos contactos, Rajoy quiere apremiar a sus interlocutores para que permitan cuanto antes que se forme un Gobierno que esté dotado de estabilidad y pueda aprobar el techo de gasto, los Presupuestos Generales del Estado de 2017 y la senda de déficit. Tanto en el Gobierno como en el PP son conscientes de que la llave la tiene el PSOE, que es el único que puede desbloquear la situación permitiendo con su abstención que se forme gobierno.

 

En cuanto al encuentro de Rajoy con Rivera, en 'Génova' son conscientes de la importancia que tiene y esperan que permita recomponer las relaciones entre ambos dirigentes políticos. Según fuentes de la dirección nacional, si Ciudadanos deja la puerta abierta al diálogo y a construir, eso podría ayudar a que los socialistas reconsideren su 'no' al PP. El presidente de Ciudadanos, por su parte, escuchará las propuestas del jefe del Ejecutivo en funciones y le dirá que, a su juicio, la mejor solución es la negociación a tres bandas, entre PP, PSOE y Ciudadanos, que propuso justo después de las elecciones generales del 26 de junio para constituir "un gobierno de renovación y de consenso".

 

Rivera cree que si fracasa su planteamiento de una mesa a tres, Rajoy podría intentar gobernar en minoría gracias a la abstención del PSOE. Lo que está por ver es de qué manera le transmitirá que Ciudadanos no quiere que él repita como jefe del Ejecutivo.