Rivera (C's) rechaza pactos de gobierno en las generales

Albert Rivera (C's)  Antón Costas (Círculo de Economía)

Recuerda que la moderación de Suárez se impuso a Fraga y Carrillo.

El líder de C's, Albert Rivera, ha rechazado pactos de gobierno con cualquier partido en las elecciones generales, porque no garantizan la estabilidad que España necesita.


En una conferencia-debate de la Reunión del Círculo de Economía, ha recordado lo que "sufrieron" con el tripartito catalán --que ha tachado de artificio-- y las dificultades para gobernar de ejecutivos como el balear, en el que se unieron seis fuerzas contra la mayoritaria.

"Un gobierno no es un parlamento, es un equipo que tiene que poder gobernar", ha sentenciado en referencia a que un ejecutivo tiene responsabilidades y debe tomar decisiones para cumplirlas.

Albert Rivera rechaza una coalición de gobierno, pero no ha descartado pactos puntuales, defendiendo que se puede hacer política desde la oposición.

En el camino a esos comicios, ha augurado que se puede repetir lo sucedido en las elecciones andaluzas y en las municipales y autonómicas del domingo: "Que los votantes pidan un cambio de política".

Por eso, cree que la nueva política debe combatir la desigualdad y el paro, porque es justo pero también porque no hacerlo es un "error económico" ya que es un flaco favor a la base de recaudación.

Así, ha defendido una mejora democrática ligada a la reforma económica, y considera que el presidente Mariano Rajoy no ha sabido hacerlo: "Que el presidente de mi nación diga que con un 24,5% de paro la crisis ha terminado me entristece".

Esa regeneración --ha añadido-- no debe acabar con lo que se ha hecho bien, y pasa por arreglar las administraciones públicas "distorsionadas por la corrupción", aunque no todo debe regirse desde lo público.

"Volver al monopolio de la empresa pública no sólo es un error, sino que es incompatible con la UE", ha dicho en alusión a partidos que han celebrado sus resultados por obtener representación en ayuntamientos y en parlamentos, pero que tienen programas económicos contradictorios con la pertenencia a la UE, como pactar precios públicos.

Al preguntársele si C's es homólogo al reformismo en la Transición, ha dicho ver similitudes por su cariz moderado; y sobre qué pasaría si cuatro partidos tuvieran representación de peso en el Congreso, también ha echado la vista a ese periodo político: "Entonces, quien ganó las elecciones fue Adolfo Suárez; no Santiago Carrillo ni Manuel Fraga".

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Ha dicho que, en caso de gobernar en la Moncloa, C's no rehuiría el problema de la financiación autonómica; ha dicho que no es partidario del cupo vasco, por lo que no aceptaría uno para Catalunya; y ha añadido que se debe entender que "las comunidades y los municipios también son España".

"Ahora mismo es un sistema opaco, que Rajoy no ha querido abordar para que no se le vayan los 'barones', aunque ahora ya va tarde", ha ironizado, y ha dicho que todos los españoles deben participar de una única caja pública y no subdividirla.

CRÍTICA A ARTUR MAS

También ha referencia al presidente de la Generalitat, que ha intervenido justo antes en la Reunión del Círculo de Economía: "Hay quien ha querido defender que la moderación es levantar fronteras. A mí parece un poco antiguo", según Rivera, que afirma que lo moderado es defender la unidad de los Estados de la UE.

Además, le ha advertido de que "hoy es más difícil hablar de Catalunya porque su mapa político es diverso", ya que lo ha decidido el ciudadano con su voto.

"Los que digan que Catalunya es sólo independentismo no lo hacen con los datos en la mano", ha afirmado Rivera, que, en caso de ser presidente, no esquivaría el debate y defendería una España unida pero diversa.