Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Rioseco inaugura un nuevo órgano con un original concierto con dos instrumentos

Los organistas Ana Aguado y Bruno Forst serán los encargados de interpretar piezas de Gabrieli, Bach, Haendel, Sweelinck, Soler y Farnaby.

"Cantar es ser. ¿Existe para el alma otra ley que ésta?: No impidáis la música". (R. M. Rilke).

 

El Taller de Órganos y de Pianos Soergel C.B. de Medina de Rioseco ha escogido estas palabras del poeta alemán para presentar y acercar a todos los amantes de la música su último trabajo, al mismo tiempo que se da a conocer un Patrimonio Musical de gran belleza, en un concierto para dos órganos que se celebrará el próximo 31 de julio, a las 20:30 en la Iglesia de San Pedro Mártir de Medina de Rioseco y que cuenta con la Colaboración de la parroquia de Santa María y Santiago, el Ayuntamiento de Medina de Rioseco y la Asociación Pro-Templos.

 

La palabra del poeta alemán explica de un modo breve pero muy certero lo que el Taller de Órganos de Medina de Rioseco busca expresar no sólo con este concierto, sino desde que comenzara su andadura hace ya más de 12 años. La música no es un lujo o un capricho sino algo esencial en la vida del hombre para que éste pueda vivir no de cualquier modo, sino “habitando poéticamente la tierra”

 

En éste concierto el órgano positivo se podrá escuchar dialogando con el órgano que se encuentra en la Iglesia de San Pedro (I Manual y Pedal) de la mano de dos organistas a los que les define su sensibilidad y buen hacer: Ana Aguado, Profesora del Conservatorio Superior de Música de Málaga y Bruno Forst. Ellos serán los encargados de presentarnos en un formato muy original, la música de Gabrieli, Bach, Haendel, Sweelinck, Soler y Farnaby y nos invitarán a participar de ese diálogo único, en el que sensibilidades, colores y sentimientos del pasado serán evocados de nuevo para enriquecernos y ayudarnos a vivir hoy, de una manera diferente.

 

El órgano que se escuchará por primera vez el 31 de julio está pensado para acompañar el canto, actuar como solista, o sonar en compañía de otros instrumentos. Y se ha construido con la idea de que pueda ser utilizado en una iglesia o capilla, en un conservatorio como instrumento de estudio o junto a una orquesta.

 

La entrada al concierto es libre. Se pedirá un donativo a los asistentes para financiar los gastos que no se han podido cubrir con la colaboración de las empresas riosecanas, -Asesoría San Juan, Seguros Bilbao, Pastelería Castilviejo, Ford-Motorcraft, Alba García S.L. De Castro&Manrique, Inmobiliaria. Servicios Integrales-, y la bodega de vino ubicada en Serrada “Diez Siglos de verdejo”.