Rifirrafe en el Ayuntamiento de Valladolid por el debate político sobre el nuevo PGOU

Segundos antes de que se cancelara el debate político sobre el PGOU en el Ayuntamiento. J.P.

El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, convocó a los grupos municipales este lunes por la mañana, pero el PP pidió y consiguió el aplazamiento al considerar que no había presencia ciudadana.

Lío este lunes por la mañana en los pasillos del Ayuntamiento de Valladolid habida cuenta del nuevo Plan General de Ordenación Urbana, más conocido como PGOU, que anda pendiente de aprobarse en los próximos meses. Después de varios debates ciudadanos desde hace tres meses en los que los vallisoletanos habían propuesto diferentes ideas al nuevo documento, este lunes era el turno de que lo debatieran abiertamente los cinco partidos políticos del Consistorio, acompañados de más presencia ciudadana. Pero el encuentro, programado para dos horas, no se dio.

 

Cuando todo estaba presto para comenzar en el Salón de Recepciones, con participación de los cinco grupos, fue primero José Antonio Martínez Bermejo, del PP, quien tomó la palabra. Y no lo hizo precisamente para dejar en buen lugar al concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, que se supone que era quien iba a dirigir la sesión. Bermejo hizo ver que no tenía mucho sentido que se debatiera algo en lo que se quiere promover la participación ciudadana sin ni uno solo en la sala, debido a la fecha y hora inadecuadas para que acudiera nadie.

 

“Pero si ya ha habido otros debates ciudadanos y ustedes tan solo han acudido a uno”, le respondió Saravia, quien dio a entender que realmente la sesión de este lunes por la mañana estaba más dedicada a los partidos políticos. Finalmente, y ante la insistencia de Bermejo, Saravia cambió las tres sesiones programadas para este lunes y los dos siguientes a este sábado y los dos siguientes, algo que se confirmará en los próximos días.

 

En todo caso no era el único ‘pero’ que quiso esgrimir el presidente del Grupo Municipal PP, y es que según Bermejo el equipo de Gobierno debía tener a estas alturas –Saravia espera que el nuevo PGOU se apruebe a mediados de año- un documento previo con las primeras ideas precisamente para que los ciudadanos pudieran conocerlo y hacer sus proposiciones en condiciones.

 

Fue entonces cuando Saravia accedió a la propuesta de cambio de las tres sesiones a tres sábados, ya que no quería que se dijera que "se está hurtando la participación”. En estas tres sesiones, según explicó el concejal de Urbanismo, se debatirá en este mismo orden de modelo de ciudad, de distintos tipos de suelo y, por último, de planificación del centro histórico.