Ricky Rubio 'salta la banca' y renueva hasta 2019 con Minnesota Timberwolves por 55 millones

Su tercera temporada en el último año en la NBA promediando 9.5 puntos, 4.2 rebotes y un récord personal de 8.6 asistencias por partido. Además, registró el récord de la franquicia con 190 robos la campaña pasada.

El base español Ricky Rubio ha renovado con Minnesota Timberwolves hasta el año 2019 y cobrará hasta entonces unos 55 millones de dólares, después de que jugador y club firmasen la extensión de contrato por cuatro años el pasado viernes.

  

"Estoy feliz de quedarme con los Wolves y tengo ganas de hacer muchas temporadas exitosas en Minnesota. Los aficionados han estado genial y estoy emocionado por poder jugar ante ellos durante más años. Voy a seguir trabajando duro para mejorar mi juego y ayudar al equipo a ser mejor", señaló el catalán a través de un comunicado.

 

 

Según informa Yahoo Sports, el de El Masnou, que vive su cuarta campaña en los Wolves y que corrió riesgo de haberse convertido en agente libre, cobrará los próximos cuatro años 55 millones de dólares, más otro millón potencial por posibles incentivos, por lo que, de media, ingresará 14 millones de dólares por temporada.

  

Por su parte, el entrenador de los Timberwolves, Flip Saunders, destacó la importancia del acuerdo. "Está anualmente entre los líderes de la liga en asistencias y robos, y sus activos intangibles hacen de él un jugador muy valioso para nuestro equipo. Ricky está sólo en su cuarta temporada y debido a su ética de trabajo y determinación estamos seguros de que va a seguir creciendo como jugador y como líder del equipo. Esperamos que Ricky tenga muchos buenos años por delante con la camiseta de los Timberwolves", indicó.

  

El dueño de los Timberwolves, Glen Taylor, también se congratuló de haber logrado el entendimiento de las partes tras "un proceso largo". "Llegó a los Wolves con muchas expectativas y demostró de inmediato por qué estábamos detrás de él. Desafortunadamente se lesionó al final de su primera temporada, pero ha trabajado duro para volver y creemos que tiene una larga y exitosa carrera por delante. Es un gran base para nuestra franquicia y estamos muy contentos de mantener Ricky aquí para trabajar y crecer con el joven núcleo que tenemos", apuntó.

  

Rubio completó su tercera temporada en el último año en la NBA promediando 9.5 puntos, 4.2 rebotes y un récord personal de 8.6 asistencias por partido. Además, registró el récord de la franquicia con 190 robos la campaña pasada.

  

El catalán fue seleccionado como número cinco del Draft de la NBA de 2009. Firmó con los Wolves en la temporada 2011-12 y fue finalista para el premio Rookie del Año tras promediar 10.6 puntos, 4.2 rebotes y 8.2 asistencias en 41 partidos.