Ricardo Blázquez: "Ocho años de gratitud al Papa"

El Arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez Pérez, habla de la renuncia del Papa que cree que "ha sido por y para el bien de la Iglesia".

En la presentación del cartel "VÍA CRUCIS. En el año de la Fe", de la Semana Santa de Valladolid, el Arzobispo de la diócesis, Ricardo Blázquez Pérez, ha realizado una mención especial sobre la inesperada renuncia de Benedicto XVI a su pontificado.

 

“Año 2012 - 2013, año de la Fe”, convocado por el propio Benedicto XVI, año también en el que toma la decisión de renunciar como sucesor de San Pedro. "Es una sorpresa, nos ha cogido de imprevisto", afirma el arzobispo de Valladolid.

 

Ricardo Blázquez ha hablado también de una hipótesis teórica que entraba en lo posible cuando se refiere a declaraciones de Benedicto XVI sobre su posible renuncia al cargo bajo unas determinadas condiciones. Hipótesis que ayer mismo se hacían realidad debido a su salud. Es un importante papel que requiere una totalidad de fuerzas corporales para su ejercicio, por lo que Benedicto decide dimitir.

 

La dimisión se efectuará pasado un minuto de las 20:00 horas del día 28 de Febrero, momento en el que comienza el periodo de investidura del nuevo Pontífice y que según la normativa vigente para la elección del mismo se establece en un periodo de entre 15 y 21 días, previsiblemente elegido para antes de Semana Santa.

 

“Casi 8 años de gratitud al Papa”, ha comentado el Arzobispo que recuerda la trayectoria vital, clara y formal de Benedicto en medio de la complejidad que nos afecta. Ricardo Blázquez también ha querido reafirmar el mensaje de Benedicto XVI, según él, la Luz y fuerza que el Papa ha puesto ante la Iglesia y la humanidad haya servido para considerar a Benedicto como un “Maestro en la Fe”. Ricardo Blázquez confía que el paso dado por el Pontífice lo ha hecho por y para el bien de la Iglesia.

 

Una decisión que ha sido “libre, pensada y sobre todo con decisión y sabiduría”, según afirma Ricardo Blázquez Pérez.