Ricardo Blázquez muestra su “total disponibilidad” hacia el Papa Francisco

El arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, que será nombrado cardenal el 15 de febrero, asegura que su intención pasa por seguir viviendo en la ciudad.

BIOGRAFÍA DE RICARDO BLÁZQUEZ:

 

Ordenado sacerdote el 18 de febrero de 1967.

 

Elegido obispo titular de German di Galazia y auxiliar de Santiago de Compostela el 8 de abril de 1988.

 

El 26 de mayo de 1992 fue transferido a Palencia.

 

El 8 de septiembre de 1995 fue nombrado obispo de Bilbao.

 

El 13 de marzo de 2010 el papa Benedicto XVI lo nombró arzobispo metropolitano de Valladolid.

 

Presidente de la Conferencia Episcopal entre 2005 y 2008.

 

Vicepresidente entre 2008 y 2014. De nuevo presidente desde marzo de 2014.

La noticia caía con gran estrépito este domingo en el Arzobispado de Valladolid. Ricardo Blázquez, su máximo prelado y también presidente de la Conferencia Episcopal Española, sería nombrado cardenal el próximo 15 de febrero. “Se trata de una noticia que nos ha llenado de alegría y orgullo. La verdad es que no sabía nada y no me lo esperaba”, ha comenzado explicando el propio Blázquez este lunes ante los medios, pese a que eran varias las fuentes que ya habían apuntado esta posibilidad.

 

“Tras la sorpresa, mi segundo sentimiento fue de gratitud hacia el Papa, porque se trata de un signo de confianza hacia mi persona de cara al futuro, y el tercero, de alegría y satisfacción, porque significa que mi vida sacerdotal ha sido satisfactoria para Francisco. Se trata de un auténtico estímulo”. La cara del padre era de auténtica satisfacción.

 

La pregunta, que ya surgió cuando Blázquez fue nombrado presidente de la CEE el pasado mes de marzo, es si podrá seguir ejerciendo el cargo de arzobispo y el de propio presidente de la Conferencia. “Mi intención pasa por seguir viviendo aquí”, declaró tajante. “Hay muchos cardenales que ejercen sin estar en Roma”.

 

En todo caso, son varias las dudas a las que no pudo responder el nuevo cardenal. Todavía no ha hablado con el Papa, si bien reconoció que “espera hacerlo pronto”, y tampoco sabe si será necesario el nombramiento de un arzobispo auxiliar en Valladolid para cubrir los huecos que él deje. “Todavía desconozco mis futuras labores, pero ya en el pasado me ha tocado reestructurar agenda y no ha habido mayor problema”, incidió, siempre repitiendo su “absoluta disponibilidad para lo que pueda pedirle Francisco”.

 

DIÓCESIS DE VALLADOLID

 

Blázquez también quiso tener palabras de agradecimiento para el Arzobispado de Valladolid. “Me alegro también mucho por nuestra diócesis, porque significa que hemos hecho las cosas bien desde aquí”. Efectivamente, será el cuarto arzobispo de la provincia, después de Moreno, Cascajares y Cos, el último en 1911, que tendrá el cargo de cardenal.

 

En cuanto a aquellos objetivos que podrían surgir con el nombramiento de quien es presidente de la Conferencia Episcopal Española, Blázquez tampoco dejó ver demasiado sus cartas. “Nuestro objetivo pasa por ayudar a las tareas de Francisco. Ayudar a los pobres y desamparados, algo que está haciendo por ahora muy bien el Papa desde su nombramiento”. Según el arzobispo de Valladolid, la CEE y el Vaticano mantienen “muy buenas relaciones”.

 

Por último, saltó a la palestra la posibilidad de que Francisco visite Ávila y Alba de Tormes este 2015 con motivo del quinto aniversario de Santa Teresa de Jesús. “La última vez que pude hablar con el Papa, a finales de noviembre en un encuentro fugaz, me dijo que esperaba que pudiera ser así. En todo caso sería una visita fugaz, como las que le gustan a él”, concluyó.

Noticias relacionadas