Ricard Casas: “Tenemos que recordar que nuestro trabajo es un privilegio”

El entrenador del CB Valladolid asegura que el equipo ha trabajado durante toda la semana consciente de la importancia del partido de este sábado (19.00 horas, en Pisuerga) ante el Fuenlabrada.

Ricard Casas compareció este viernes en rueda de prensa aparentemente mucho más tranquilo de lo habitual. El choque de este sábado –19.00 horas- frente al Fuenlabrada bien le trae de cabeza, sabe de la importancia del partido, pero el entrenador también es consciente de que caer en los nervios y la desesperación no sirven para nada.

 

“Esta semana estamos concienciados, durante todos estos días hemos desarrollado una idea clara, por lo que tenemos que estar al tope de nuestras posibilidades”, arrancó el técnico catalán, con tono pausado. “Tenemos plena confianza en que salga bien”.

 

Y es que eso es lo que necesita el CB Valladolid para recibir al Fuenlabrada en el Pabellón Pisuerga, mucha tranquilidad, en una final que podría suponer un todo o nada para salir del pozo. El conjunto madrileño no se encuentra en una situación mucho mejor, decimosexto en la tabla con cuatro victorias y once derrotas. Una victoria morada sería un golpe sobre la mesa.

 

“En casa sabemos competir mucho mejor, es completamente diferente a cuando jugamos fuera, aquí casi siempre tenemos opciones”, ha seguido Casas. “Hay que tener la cabeza fuerte, ser fuertes mentalmente, pero no vale solo con desearlo. Hay que demostrar fuerza en los momentos difíciles, como el que vivimos ahora. Es la única forma de salir de esta”.

 

Y es que aunque parezca increíble, el Baloncesto Valladolid podría depender de sí mismo si acaba el encuentro de este sábado con victoria, situándose a un partido ganado del propio Fuenlabrada, con toda la segunda vuelta por delante. Algo que Casas ha definido como “sorprendente”, pero significa que “las cosas están mal, pero hay motivos para ser optimistas”.

 

A pesar de la mejor marcha del equipo en Pisuerga, hay un detalle que Casas recuerda perfectamente del último partido; los abucheos de la afición. “Espero que su reacción sea positiva siempre que nosotros lo hagamos bien, que es lo que tenemos que hacer. Confío en que sea así. Lo primero es que el equipo responda, es nuestro trabajo”.

 

Fue entonces cuando Ricard, con gesto serio, quiso apelar a la épica de sus jugadores. “Tenemos que recordar que nuestro trabajo es un privilegio, el trabajo es la única garantía de que todo pueda salir bien. Hay que seguir trabajando día tras día”.

 

En cuanto al Fuenlabrada en sí, el entrenador definió al conjunto de Chus Mateo como “un equipo con mucha anotación, fuerte desde el perímetro”, antes de destacar la importancia que tiene Cabeza como base, “muy agresivo”. “No llevan muchos partidos ganados, pero tienen muchos jugadores con buena capacidad para anotar”.

 

“Será un choque de responsabilidades ofensivas y exigencia alta”, concluyó el entrenador del Baloncesto Valladolid.

Noticias relacionadas