Ricard Casas, nuevo entrenador de un CB Valladolid que cuenta con Porta y Sinanovic

Ricard Casas.

El primer boceto deportivo del Club Baloncesto Valladolid ya tiene el nombre principal para iniciar su andadura contrareloj. Ricard Casas será el nuevo entrenador del proyecto más arriesgado del club. Además, repetirán en el renovado equipo el base argentino Antonio Porta y el pívot Nenad Sinanovic.

Este lunes se conocerán todas las novedades sobre las que ha venido trabajando el patronato de la Fundación Baloncesto Valladolid, propietaria y responsable de la gestión del Club Baloncesto Valladolid. Pero el punto principal se resolvió en la jornada del sábado aunque hasta el domingo no se disiparon las últimas dudas. Ricard Casas será el nuevo entrenador del equipo. En realidad, era la primera opción sobre la que trabajó el presidente de la Fundación, Juan Vela, y su equipo. Solo las presiones externas para intentar colocar a otros técnicos añadieron incertidumbre a una decisión basada en criterios claros: un entenador sin hipotecas deportivas en Valladolid, conocedor de la ACB, con experiencia en situaciones de competir por salvar la categoría y, por supuesto, con ganas de afrontar un reto complicado por la idiosincrasia del club. En suma, una apuesta ilusionante porque se trata de un entrenador contrastado que llevaba semanas analizando la oferta del Valladolid antes de dar el paso definitivo de afrontar el reto.

 

En ese perfil encajaba Ricard Casas (Manresa, Pamesa Valencia, Menorca, Gerona y Lleida estos dos últimos en la LEB Oro, además de ser ayudante de Sergio Scariolo en la selección española), y el acuerdo se rubricó en este fin de semana de locura en la planificación deportiva. El club, obligado a presentar formalmente al menos ocho jugadores y su cuerpo técnico a la ACB, se puso manos a la obra para intentar confeccionar un primer esquema del equipo que aporte las mínimas garantías de competir en condiciones. 

 

En ese esquema entra el base argentino Antonio Porta, que jugó en el Blancos de Rueda en el último tramo de la pasada temporada. Aunque acabó lesionado, su talento y experiencia le dan los suficientes avales para continuar y el entrenador coincide con ese criterio. Al igual que en el caso de Sinanovic, un pívot que no ocupa plaza de extracomunitario y que también dio un buen rendimiento en Valladolid. A ellos se suma el canterano Antonio Izquierdo, el único jugador con contrato en vigor de la temporada anterior. 

 

Ricard Casas pretendía, como el club, recuperar a David Navarro pero no pudo ser. El jugador no solo recibió la carta de libertad del efímero presidente Mike Hansen, sino que también le añadió un tanteo incalcanzable para la maltrecha economía morada. Pese a que el CB Valladolid estudió su contrato a fondo para sacarle del Andorra (LEB) y volverlo a fichar, esa cláusula rompió cualquier posibilidad. 

 

Durante este lunes se conocerán más detalles de la confección deportiva del equipo y esta semana comenzará el trabajo de planificación social que incluirá la presentación de Casas y la puesta en marcha de la campaña de abonados.

Noticias relacionadas