Ricard Casas: “Estamos contentos con Akeem Wright, pero las necesidades del equipo van primero”

El entrenador achaca la marcha del jugador a que “el equipo solo tiene cuatro pivots” y asegura que la llegada de Viney “aportará mucho tiro exterior y talento”.

Continúa el intercambio de cromos en el CB Valladolid. Después de que el club confirmara este martes que cortaba el contrato de Akeem Wright –sin coste alguno, ya que su contrato lo estipulaba así- y confirmara la llegada de Drew Viney, el entrenador Ricard Casas ha comparecido este martes ante los medios para dar explicaciones de la que ya ha sido la tercera marcha de la temporada.

 

“Estamos muy contentos con Wright, pero lo que prima son las necesidades del equipo. Hay que dejar bien claro que hablamos sobre todo de un gran profesional, en su estancia aquí siempre lo ha sido, pero necesitamos otras cosas. Hemos valorado y la situación táctica exige un alero, sí, pero más de un tres a posición de cuatro para poder tener al equipo más largo en la capacidad táctica. Solo tenemos cuatro pívots y Viney nos cubrirá más en ese sentido”.

 

En todo caso, Wright seguirá entrenando durante toda esta semana –tiene contrato hasta el día 3 de diciembre-, aunque ya no volverá a jugar con el Valladolid. En cuanto a Viney, desembarcará en la que será su nueva casa este mismo miércoles, por lo que entrenará por primera vez el jueves.

 

“Cuento con que esté para jugar contra el Bilbao, aunque como solo entrenará jueves y viernes, aunque sea en doble sesión, quizá llegue algo justito”, ha explicado Casas. El técnico catalán no ha cerrado la puerta a nuevos cambios, si bien ha dejado patente que en principio no se esperan más. “Como he dicho, nos atenemos a las necesidades del equipo. No debería haber más sorpresas, pero no nos cerramos en banda”.

 

“La decisión de cortar a Wright y traer a Viney estaba tomada desde antes del partido ante el Murcia, simplemente ha coincidido que ha sido de las mejores actuaciones de Wright. En ese sentido creo que hemos sido honrados, se lo habíamos dicho antes del partido, y él ha respondido con profesionalidad, jugando como debía jugar”, ha continuado el entrenador, quien ha sido preguntado por las virtudes del nuevo fichaje.

 

“Se trata de un jugador joven, que puede ocupar la posición de tres y cuatro de igual manera. Puede aportar mucho trabajo y, sobre todo, mucho tiro exterior, que es su mejor cualidad. Además también tiene mucha dinámica y disposición, exactamente como Akeem”.

 

Por último Casas ha explicado la situación de Vasilopoulos, que se ha trasladado a Grecia para tratar la lesión que le impidió jugar el pasado fin de semana. “Le he autorizado a ir porque él se iba a quedar más tranquilo. Espero que pueda jugar este sábado sin problema, ya que vuelve este miércoles, aunque yo solo me fiaré de nuestro cuerpo médico, no de lo que le digan en Grecia. Le he dejado marchar porque creo que le vendrá bien mentalmente, se iba a sentir más tranquilo, y eso es importante”.

 

ROWE, OPTIMISTA

 

Quien también saltó a la palestra este martes fue Jason Rowe tras su designación como mejor jugador de la Liga para la séptima jornada pese a la derrota. “Ha sido un partido dulce y amargo, está claro. Mi buena actuación no sirve de nada si no ganamos, hubiera cambiado el premio por habernos llevado la victoria”.

 

El norteamericano quiso ser positivo para la situación del equipo, pese a contar con una sola victoria en siete jornadas y estar en la cola de la clasificación. “Estamos mejorando con el paso de las jornadas, ha habido una evolución. En presión y fuerza hemos ido para arriba, hay que tenerlo en cuenta”.

 

En cuanto a la situación del vestuario, el base también mandó un mensaje de optimismo. “He estado en otros equipos con situaciones similares y veía claramente la división del vestuario, aquí no. El otro día cuando perdimos nos juntamos todos y hablamos lo que habíamos hecho mal, hay buena comunicación. Creo que es algo importante para que podamos remontar”, concluyó.