Ribas (Valencia): "En Barcelona no pudimos aguantar el ritmo, contra el Real Madrid es otra historia"

El escolta del Valencia Basket Pau Ribas ha asegurado que a pesar de la abultada derrota de la pasada jornada ante el FC Barcelona Regal (94-62) el partido ante el Real Madrid en La Fonteta del próximo domingo (12.00 horas) será "otra historia", ya que recuperan a un jugador "importantísimo" como el ala-pívot Justin Doellman y contarán ya con mayor adaptación de Adam Hrycaniuk y Will Hanley.



MADRID, 4 (EUROPA PRESS)



"En todos los partidos intentamos aportar las máximas cosas, pero está claro que cada uno tiene una especialidad y una facilidad para unas cosas. Creo que en Barcelona hicimos bien estas cosas en la primera parte, mientras aguantamos, y después físicamente y como su plantilla es mucho más larga, no pudimos aguantar ese ritmo. Este partido será distinto, contra el Real Madrid esperamos poder tener a Doellman, que es importantísimo para nosotros, los dos nuevos llevarán una semana más entrenando, y jugamos en casa, que es otra historia", aseguró en declaraciones facilitadas por su equipo.

El jugador catalán apeló a la importancia de dar la cara ante el cuadro blanco para hacer olvidar la derrota en el Palau. "Es difícil con tantas bajas, con jugadores nuevos, tienes que hacer un trabajo que no es tan normal, pero está claro que es un partido que todos quieren jugar y no tenemos que tener ningún problema para dar el máximo e intentar ganar el partido, y con la ayuda de la gente, que en días como éste es más necesaria, podemos hacer un buen partido", indicó.

El de Badalona reconoce que el choque ante el conjunto de Pablo Laso siempre es especial. "Cada partido tiene sus cosas, y más allá de lo que podamos aprender de un partido, es que sabemos que un partido se acaba y otro empieza, y no tiene por qué tener nada que ver. Puede que estemos mucho más acertados en ataque que en Barcelona, el equipo rival es otro y el partido es totalmente distinto", relató.

"Fuimos capaces de ganar al Barcelona aquí, perdimos allí, perdimos en Madrid de poco, a ver si somos capaces de ganar aquí. Nosotros tenemos la confianza de toda la temporada, de nuestro estilo de juego, vamos a ir a muerte con ello y llegaremos donde lleguemos, pero podemos hacer un buen partido y ganar", añadió.

Además, para el escolta del equipo valenciano el papel de la afición el domingo puede ser fundamental. "Seguro, ha sido así toda la temporada. Por ejemplo, en el partido de Eurocup ante Lokomotiv perdíamos de 20 puntos, y salimos aplaudidos y animados aún habiendo perdido de 10 puntos, y esto al equipo le dio fuerza para intentar darle la vuelta a la eliminatoria. No pudimos, pero está claro que la afición la sentimos", subrayó.

"Contra rivales como el Real Madrid, o como fue el Barcelona aquí, con el campo lleno, siempre es mucho más fácil presionar al equipo rival y animarnos a nosotros. No es lo mismo que te animen para hacer un sprint o trabajar duro en defensa que al revés. Y en casa estamos sacando buenos resultados, y éste puede ser uno más", señaló.

Por otra parte, asegura que los nuevos fichajes, el pívot polaco Adam Hrycaniuk y el ala-pívot estadounidense Will Hanley, se están adaptando con rapidez. "Nosotros intentamos ayudarles lo máximo y ellos están predispuestos a todo. Son jugadores que nunca han podido jugar en Liga Endesa y están con mucha ilusión y ganas. No somos un equipo difícil de acoplarse, les ayudamos siempre, y de momento, muy bien. En su primer partido hicieron bastante bien bastantes cosas", explicó.

Asimismo, habló de sus sensaciones particulares esta temporada. "Yo intento hacer mi juego desde el primer día hasta el último que esté aquí. Está claro que empecé bien la temporada, con confianza, tuve una lesión que a lo mejor me pasó factura hace unas semanas, pero yo creo que ahora estoy en mi mejor momento físico de la temporada, preparado para esos dos meses largos que quedan, y en ese aspecto estoy muy contento de cómo me está respondiendo el cuerpo", afirmó el valenciano.

Ribas mostró su compromiso con el equipo, al que espera ayudar desde la "creación". "Trabajé todo el verano para llegar a estas fechas en buena forma y ahora sólo falta acompañarlo con buen juego e intentar ayudar al equipo en todo lo que sé hacer, tirar bien, con buenos porcentajes, hacer que los demás puedan anotar ayudándoles desde mi creación", destacó.

"No me escondo cuando no estoy bien, está claro que unos días mejor y otros peor, tienes que leer el partido, pero no me gusta esconderme cuando no estás muy fino en un lado de la pista. Para eso, prefiero estar en el banquillo y que otro compañero ocupe mi lugar. Yo soy fiel a mi filosofía y a mi juego, y de momento siempre me ha ido bien y no quiero cambiar eso", concluyó.