Respetuoso silencio y el largo abrazo de los amigos como homenaje a Agustín

El Memorial Agustín empezó con un sencillo, pero sentido homenaje que los tres equipos de su vida le han brindado sobre el que fue su campo. Y terminó con el reconocimiento de excompañeros y entrenadores a su figura.

Los prolegómenos del triangular entre Zamora, Guijuelo y Real Valladolid han estado protagonizados por un emotivo homenaje a Agustín Villar. El acto ha sido sencillo, pero muy sentido. Los tres equipos han salido juntos, al completo, de la bocana de vestuarios y se han dirigido al centro del campo. Allí se han alineado para guardar un respetuoso minuto de silencio que se ha cerrado con una ovación de los asistentes.

 

Después, los capitanes de los equipos han procedido a entregar varios regalos a los familiares de Agustín, su padre y su pareja. Primero Jonathan, capitán del Guijuelo, le ha entregado un ramo de flores a la pareja de Agustín y después se ha fundido en un desgarrador abrazo con su padre; después Óscar, otro de los grandes amigos de Agustín le ha entregado una placa conmemorativa y su cariño a pareja y progenitor; y por último Miguel le ha entregado una de las nuevas camisetas del Zamora CF de esta temporada con el nombre de Agustín, eterno capitán del club rojiblanco.

 

Su figura estuvo siempre en la mente de los presentes, que tenían claro que hoy lo importante era el hecho de reconocer lo que el jugador zamorano supuso para los tres equipos. Y aunque el fútbol era lo de menos, al final el Real Valladolid se llevó la victoria en el triangular merced a su victoria por 2-0 ante el Guijuelo, ya que el Zamora empató sus dos encuentros a cero.

 

 

Noticias relacionadas