Rescate de animales, incendios, auxilio de personas mayores... un "día en la oficina" de los Bomberos

No solo apagan incendios, su faceta más visible, sino que contribuyen a llevar a cabo otras tareas peligrosas en beneficio de los ciudadanos.


 

Para algunos el trabajo puede ser monótono, simple, aburrido. 'Un día más en la oficina', dentro de la rutina. Pero para el cuerpo de Bomberos de Valladolid sus días no pueden interpretarse como carentes de emoción.

 

Cada jornada de trabajo es una aventura. Es cierto que la imagen con la que más se asocia a estos profesionales es la de apaga llamas, pero su esfuerzo va más allá, según se encargan de publicar a través de sus canales en las redes sociales que sirven por un lado como información al ciudadano, y por otro como rápida vía de contacto en caso de emergencia (sin obviar por supuesto el teléfono 080).

 

El domingo 21 de agosto los Bomberos extinguieron incendios, como el de un contenedor en Boecillo, el de rastrojos en las calles Estación de Ariza, al lado del parque de las Norias, y Juana Jugan cerca del Paseo Juan Carlos I. Pero también fueron los responsables del rescate de un animal en la Plaza Juan de Austria, o de atender a una persona mayor en Miguel Iscar.

 

Además de eso, también salieron a vigilar un transformador eléctrico del que salía humo en Puente Colgante, o a sofocar un fuego en la Carretera de Fuensaldaña, por Villanubla.

 

Una labor diaria para la que ellos están preparados, pero de alto riesgo para quienes no tienen la cualificación necesaria.

 

LOS AGENTES MEDIOAMBINTALES, TAMBIÉN EN ACCIÓN

 

No solo los Bomberos de Valladolid han tenido trabajo este fin de semana. La Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla y León denunció este domingo a un cazador, según informa la propia organización, por disparar a una especie no autorizada, en temporada de media veda.