Renuncia la letrada de la directora de sucursal acusada de apropiarse de 224.000 euros de una cliente

El juicio tenía que haberse celebrado el pasado día 2 de marzo pero fue suspendido finalmente debido a una indisposición de última hora sufrida por la acusada.

La Audiencia de Valladolid ha suspendido el juicio previsto contra la que fuera directora de una sucursal del Banco Santander, acusada de apropiarse entre los años 2008 y 2011 de más de 224.000 euros de una cliente, tras renunciar su abogada a ejercer la defensa de la imputada.

  

El juicio tenía que haberse celebrado el pasado día 2 de marzo pero fue suspendido finalmente debido a una indisposición de última hora sufrida por la acusada, que tuvo que ingresar de urgencia en un hospital de Zamora, y este lunes ha vuelto a ser suspendido para que la exdirectora de sucursal designe un nuevo letrado en un plazo de diez días.

  

La negativa de su abogada a representarla se produce después de que ésta, tal y como ha explicado a Europa Press, tuviera acceso a una serie de "hechos gravísimos" relacionados con su patrocinada que se han traducido en una "pérdida de confianza" letrada/clienta que le impiden seguir con su defensa, si bien ha declinado desvelar el contenido al recordar que se lo impiden tanto el deber de secreto como la deontología profesional.

  

La exdirectora de sucursal, según la petición del Ministerio Fiscal, se encuentra imputada por un delito continuado de apropiación indebida en concurso medial con otro delito continuado de falsedad en documento mercantil y se haya expuesta a una posible condena de seis años de prisión y al pago de una multa de 3.600 euros y a la correspondiente indemnización.

  

Miriam E.S.M, en su condición de directora de sucursal del Banco Santander con sede física ubicada en el establecimiento Carrefour de Valladolid, captó en la ciudad de Salamanca a su supuesta víctima, Francisca G.L, y la convenció para que cambiara sus cuentas de Banesto a la entidad que ella dirigía primero en la capital charra y luego en esta ciudad.

  

Así, siempre según la tesis del Ministerio Fiscal, Miriam E.S.M. suscribió entre agosto de 2008 y el mismo mes del año siguiente nueve seguros de inversión por un valor total de 178.000 euros y, sin conocimiento de la cliente, se fue apoderando o rescató en distintas fechas cantidades que suman 140.559 euros.

  

Pero además, el 23 de mayo de 2011 la directora de sucursal realizó una transferencia por importe de 60.001 euros desde la cuenta de la cliente a una en Caja Rural de Zamora en la oficina de Toro a nombre de María Sánchez, presuntamente en pago por la adquisición de una vivienda, y a posteriori realizó tres disposiciones de efectivo por valor global de 24.450 euros mediante reintegros de la cuenta de la que era titular la perjudicada.