Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Renfe y Adif incorporarán 750 nuevos trabajadores en tres años

Tren AVE

La operadora reducirá en un 60% el salario de ingreso de sus nuevos trabajadores.

Renfe y Adif prevén incorporar a sus plantillas un total de unos 750 nuevos trabajadores en los próximos tres años, en virtud de los planes de empleo que las dos compañías ferroviarias públicas incluyen en los nuevos convenios colectivos que acaban de pactar con sus sindicatos para el periodo 2015-3018.


Del total de nuevos trabajadores ferroviarios, entre 400 y 500 ingresarán en la operadora y los 250 empleados restantes en Adif, la compañía encargada de construir y gestionar las líneas de tren y el resto de las infraestructuras ferroviarias.

Con estas nuevas contrataciones Renfe y Adif sustituirán el grueso (algo más del 60%) de las vacantes que generará el plan de bajas voluntarias que ambas han puesto en marcha para un máximo de unos 1.100 trabajadores.

El fin último de estos planes de bajas e incorporaciones es rejuvenecer al colectivo de trabajadores ferroviarios, que actualmente presenta una edad media de unos 54 años, y mejorar su productividad, competitividad y cualificación profesional.

Adif ya pactó el pasado verano un expediente de regulación de empleo (ERE) universal voluntario al que pueden sumarse 350 trabajadores.

De su lado, Renfe también acordó recientemente con los sindicatos un plan de desvinculación voluntaria, abierto a la adhesión de 775 empleados, que se ejecutará de forma paulatina hasta 2018.

En concreto, al plan, que ahora se incluye en el convenio, pueden sumarse trabajadores con una antigüedad de al menos 19 años en la empresa o que estén próximos a cumplir con los requisitos para acceder a la jubilación. Estos empleados recibirán el 60% del salario mensual más 100 euros por cada mes que le falte para alcanzar la jubilación, con un máximo de 24 meses para ambos importes.

Las dos compañías ferroviarias públicas abordarán estos programas de reposición de personal aplicando la tasa máxima de sustitución que los Presupuestos Generales del Estado permiten para empresas públicas.

MENOS SUELDO PARA NUEVOS TRABAJADORES

No obstante, el nuevo convenio de Renfe establece unas nuevas condiciones económicas para los trabajadores que se incorporen a la compañía, que pasan por reducir un 60% el salario de ingreso de forma progresiva, en un plazo de cinco años.

En concreto, bajarán un 30% en los dos próximos años, un 15% los dos ejercicios siguientes, y un 10% en el quinto año. Con este ajuste, Renfe pretende ajustar los salarios de nuevo ingreso "a las actuales condiciones de mercado", según se indica en el convenio de la operadora, al que tuvo acceso Europa Press.

SALARIOS LIGADOS A BENEFICIOS

En cuanto a los actuales salarios, el convenio recoge que en 2016 se aplicará la subida del 1% pactada para la función pública.

Para los ejercicios siguientes del convenio (2017 y 2018), en el caso de Renfe, la compañía liga la evolución de los sueldos a la consecución de su objetivo de lograr los primeros beneficios de su historia.

Entre el resto de puntos del nuevo convenio de la operadora, destaca la reclasificación que introduce en el colectivo de maquinistas, que queda estructurado en cuatro categorías, y en el incremento de la antigüedad necesaria de seis a diez años para acceder a la categoría máxima, al de maquinista jefe del tren.

Además, los nuevos convenios de Renfe y Adif incluyen a los trabajadores de las compañía provenientes de la extinta Feve, con lo que solventa la completa integración de este colectivo en las compañías ferroviarias.