Renfe Viajeros pierde 76,3 millones de euros en solo seis meses

Aumenta en un 27,1% los 'números rojos' que este negocio de la operadora contabilizó en el mismo periodo de 2013.

Renfe Viajeros registró una pérdida neta de 76,3 millones de euros en el primer semestre, un importe que supone aumentar en un 27,1% los 'números rojos' que este negocio de la operadora contabilizó en el mismo periodo de 2013.

  

La sociedad de transporte de viajeros generó así el grueso de la pérdida total de 127 millones de euros con que todo el grupo Renfe concluyó los seis primeros meses del ejercicio, según datos oficiales de la compañía a los que tuvo acceso Europa Press.

  

Se trata de los primeros resultados semestrales de la operadora pública desde que a comienzos de este año se reestructuró en cuatro sociedades. Tres de ellas 'heredaron' los actuales negocios del operador (Renfe Viajeros, Renfe Mercancías, y Renfe Fabricación y Mantenimiento) y la cuarta se dedicará a alquilar trenes a los operadores que entren en este mercado que el Gobierno está a punto de abril a la competencia.

  

Así, Renfe Viajeros, la firma que tendrá que hacer frente a esta liberalización, es también la sociedad del grupo que más facturó hasta marzo.

  

Los ingresos totales de esta sociedad crecieron un 6,3% entre los pasados meses de enero y junio, hasta sumar 1.293,4 millones de euros. No obstante, su beneficio bruto de explotación (Ebitda) cayó un 21,8%, hasta 87 millones, dado que el aumento del 9,2% que experimentaron sus gastos es mayor que el de los ingresos.

  

Entre estos gastos sobresale el correspondiente al canon que Renfe Viajeros debe pagar a Adif por el uso de las vías del tren, las estaciones y otros servicios, que en la primer mitad del año supuso 332,1 millones, un 25% más que el año anterior.

  

Adif subió a comienzos de este año el importe de estos cánones al considerar necesario cubrir los costes de mantenimiento de la red y recuperar las inversiones que se realizaron en su construcción mediante el pago de quien usa estas infraestructuras.

 

CRECEN LOS INGRESOS POR AVE

  

En cuanto al capítulo de ingresos de Renfe Viajeros, destaca el crecimiento del 5,8% que registró la división de AVE y Larga Distancia, que facturó 600 millones de euros.

  

Cercanías y Media Distancia, trenes que tienen consideración de servicios públicos, mantuvieron su facturación en los 354 millones de euros.

  

En el primer semestre, Renfe Viajeros recibió del Estado 303,2 millones para contribuir a costear las líneas de estos dos tipos de servicios de transporte que la empresa se ve obligada a explotar por tener consideración de servicios públicos.

  

En cuanto al resto de sociedades del grupo Renfe, Renfe Mercancías cerró los seis primeros meses del año con una pérdida de 33,8 millones, un 20% inferior a la del pasado año, tras elevar un 10% sus ingresos, hasta 128 millones.

  

Renfe Fabricación y Mantenimiento logró recortar un 14% sus 'números rojos', hasta 15,4 millones, gracias al recorte de los gastos y pese a que sus ingresos también descendieron un 49%.