Renfe transportará en tren el Captur de Renault desde Valladolid hasta París

Tren Ave de Renfe

Se pretende contribuir a aumentar la competitividad del fabricante galo y "ofrecer nuevas opciones a otros fabricantes de la industrial del automóvil en España".

Renfe transportará en tren unidades del modelo Captur de Renault desde la fábrica que este grupo automovilístico tiene en Valladolid hasta la planta con que cuenta en las inmediaciones de París, según informó la operadora.

 

Con este servicio, que transportará 286 unidades por tren, Renfe Mercancías y el grupo CAT, operador logístico de Renault, pretenden contribuir a aumentar la competitividad del fabricante galo y "ofrecer nuevas opciones a otros fabricantes de la industrial del automóvil en España". Renfe Mercancías prestará el servicio de transporte de Renault con trenes de 700 metros, que se convertirán así en el primer tren internacional de automóviles de estas dimensiones.

 

Los primeros trenes de esta conexión estarán compuestos por 22 vagones de Renfe de ancho ibérico, que se cargarán con 286 vehículos del modelo Captur que Renault fabrica en Valladolid.

 

El tren llegará hasta la frontera de Irún, donde los coches serán transbordados a otros vagones de Renfe adaptados a las vías de ancho europeo, para continuar así el trayecto por el territorio francés con la firma Euro Cargo Rail hasta la planta de Renault de Flins, situada a 47 kilómetros de París.

 

El grupo CAT podrá posteriormente aprovechar la composición de los 700 metros del tren para cargar otros modelos acabados de Renault y transportarlos hacia el Sur de Francia o hacia España.

 

Renfe considera que el ferrocarril constituye una "pieza clave y necesaria" en la cadena logística del sector de la automoción" tal como, según recuerda, se recoge en el acuerdo alcanzado el pasado año entre la Asociación de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) y Adif.

 

En este sentido, apuntó en un comunicado que a la versatilidad y al volumen de carga que aporta el tren, se suman los ahorros energéticos, de emisiones de CO2 y de costes externos que permite el transporte en ferrocarril.