Renfe subirá un 1,9 por ciento el billete de los trenes de cercanías y media distancia

Tanto convencional como Avant, y Feve a partir del próximo 1 de enero.

Renfe subirá un 1,9% el precio de los billetes de los trenes de Cercanías, Media Distancia, tanto convencional como Avant, y Feve a partir del próximo 1 de enero de 2014, según informó la operadora.

 

El incremento es superior a la inflación, que a cierre del pasado mes de noviembre mostraba un avance interanual del 0,2%, pero está por debajo de la subida del 3% que se aplicó en 2013. De hecho, se trata del menor encarecimiento que estos servicios ferroviarios registran desde al menos 2007.

 

En 2012 el precio del billete de estos trenes subió un 10,9%, mientras que entre 2007 y 2011 experimentaron subidas de entre el 3,1% y el 6,28% en el caso de los Cercanías y entre el 3,1% y el 5% el de Media Distancia (regionales).

 

Según, Renfe la actualización de tarifas de 2014 supone un aumento "de al menos cinco céntimos de euro" en el caso de un billete sencillo de Cercanías, que pasa desde 1,60 euros hasta 1,65 euros.

 

La operadora asegura que el impacto de la subida será menor para los usuarios de bonos multiviaje. El 'Bonotren' de diez viajes de Cercanías sube quince céntimos (desde 9,70 hasta 9,85 euros) y el abono mensual se incrementa en cincuenta céntimos (desde 27,90 euros hasta 28,40 euros).

 

Este aumento de tarifas no afecta a las Rodalíes de Cataluña, el servicio que incluye las Cercanías de Barcelona y los regionales de la Comunidad, cuyos precios los fija la Generalitat.

 

Los trenes de Cercanías y Media Distancia convencional están considerados como servicios públicos y cuentan con subvención estatal, por lo que sus tarifas son ratificadas por el Gobierno, en este caso en la reunión de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos celebrada ayer jueves.

 

Se trata además de los trenes de Renfe que mayor número de viajeros transportan pese al descenso en el número de usuarios que vienen registrando.

 

Cercanías transportó 339,20 millones de viajeros en los diez primeros meses de 2013, un 0,3% menos que en el mismo periodo de 2012, ejercicio que cerró con un caída de pasajeros del 0,7%.

 

Los trenes de Media Distancia (aquellos que unen distintas provincias por las vías convencionales) fueron utilizados por 20,8 millones de usuarios entre los pasados meses de enero y octubre, un 3,1% menos que el ejercicio anterior, en el que también perdió un 3% de viajeros.

 

Renfe actualizará las tarifas de Media Distancia tras la reestructuración y racionalización que aplicó a este servicio en la primera mitad del año con el fin de ajustarlo a la demanda.

 

Además, la operadora suscribió recientemente un nuevo contrato-programa con el Estado que le garantiza recibir aportaciones de 1.506 millones de euros hasta 2015 para contribuir a costear estos servicios ferroviarios que tiene la obligación de prestar por estar considerados obligaciones de servicio público (OSP) con el fin de garantizar conexiones no rentables económicamente, pero básicas para la movilidad de los ciudadanos.

 

En cuanto a los trenes de Alta Velocidad y Larga Distancia, es Renfe la que fija los precios de los billetes por tratarse de un servicio con carácter comercial. De hecho, en febrero de este año la operadora aplicó una rebaja de precios general de 11% y articuló una serie de promociones y descuentos con el fin de aumentar el número de viajeros de estos servicios.

 

En los nueve primeros meses del año y tras esta rebaja, Renfe transportó un total de 19,03 millones de viajeros en sus trenes AVE y Larga Distancia, lo que supone un incremento del 12,1% respecto al mismo periodo del año anterior.

 

En caso de que el AVE haya mantenido este volumen de usuarios en lo que queda de año, la operadora concluirá el año con un máximo histórico de más de 25 millones de pasajeros en este servicio en el que en 2014 empezará a competir con otros operadores.