Renfe no tendrá que pujar por licencias para explotar líneas AVE

Imagen De Tren De Renfe  'Avant'
Renfe no tendrá que pujar por las licencias para explotar líneas AVE Larga Distancia que el Gobierno saque a concurso una vez que el transporte de viajeros en tren se abra a la competencia el próximo 31 de julio.



MADRID, 25 (EUROPA PRESS)



La operadora pública, que actualmente tiene el monopolio en este negocio, "dispondrá de un título habilitante para operar los servicios en todo el territorio sin necesidad de acudir al proceso de licitación".

Así lo indican las medidas de liberalización ferroviaria incluidas en el Real Decreto-Ley de iniciativas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo aprobado por el Gobierno el pasado viernes.

En lo que al ferrocarril se refiere, esta norma concreta la fecha en que se inicia la competencia en el de tráfico de viajeros en tren y el modelo por el que se abordará de forma paulatina.

Así, fija el 31 de julio como inicio de la liberalización, si bien indica que comenzará por el "transporte ferroviario de viajeros con finalidad turística", esto es, la explotación de los trenes turísticos que Renfe heredó de la extinta Feve (el Transcantábrico, el Al Andalus y el Expreso de la Roda).

El Real Decreto-Ley no establece plazos para la entrada de operadores privados en el transporte ferroviario considerado de servicio público (cercanías y regionales) ni en el AVE Larga Distancia. No obstante, indica la fórmula a través de la que se abrirán a la iniciativa privada.

Respecto a los primeros, se realizará cediendo a empresas privadas la explotación de determinadas líneas y servicios en régimen de concesión. En este sentido, indica que "el Consejo de Ministros establecerá los términos relativos a las licitaciones públicas". "Hasta el inicio del servicio, en su caso, por un nuevo operador, Renfe continuará prestando estos servicios, regulándose la compensación que proceda", añade el texto del Real Decreto-Ley.

CONCURSO DE 'TÍTULOS HABILITANTES'.

En cuanto al servicio AVE Larga Distancia, la entrada de nuevos operadores se materializará a través de su concurrencia en concurso público para poder obtener "títulos habilitantes" para explotar estas líneas ferroviarias.

"El Consejo de Ministros determinará el número de títulos habilitantes a otorgar para cada línea o conjunto de líneas en las que se prestará el servicio en régimen de concurrencia, así como el periodo de vigencia de dichos títulos", indica la normativa aprobada por el Gobierno sin concretar fechas o plazos.

El Ministerio de Fomento será el encargado de otorgar estos títulos habilitantes a través de un proceso de licitación "mediante un procedimiento público y que garantice la efectiva competencia de todos los operadores concurrentes". Previamente, este Departamento fijará en una orden los requisitos y condiciones necesarias para participar y los criterios de adjudicación.

No obstante, el Real Decreto-Ley añade que "Renfe dispondrá de un título habilitante para operar los servicios en todo el territorio sin necesidad de acudir al proceso de licitación".