Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Renault se sube al tren de los crossover con el Captur que ya cuenta con reservas de clientes y buena acogida en Francia

El vehículo de la marca del rombo fabricado en exclusiva en Valladolid llega hoy a los concesionarios españoles con un precio base de 15.200 euros. Desde Renault son "optimistas" por el lanzamiento en el país galo y las reservas de muchos clientes en España antes de su lanzamiento.

El nuevo modelo de Renaul, el Captur, un crossover compacto, llega hoy a los concesionarios españoles con el objetivo que sea el revulsivo de la marca del rombo. De hecho, el director de comunicación de Renault España, Jesús Presa, dice que a pesar de que hasta este viernes 26 de abril no se comercializa, "ya hay muchos pedidos de clientes particulares con mombre y apellidos que han optado por el Renault Captur”.

 

Este hecho hace que desde Renault España sean “optimistas” de cara al futuro. Presa asegura, asimismo, que en Francia, el primer país donde se ha comercializado, “ha funcionado muy bien” y las expectativas sobre pedidos y clientes han sido incluso “mejor de lo previsto”.

 

El nuevo vehículo se fabrica en exclusiva muncial en la planta de Valladolid y sale a la venta por un precio base de 15.200 euros. Hoy, durante la presentación del nuevo Twizy Renault Sport F1, un concept car que reúne algunas mejoras procedentes de la Fórmula 1, los periodistas eran testigos de cómo algunos convoyes cargados con el nuevo Captur partían con destino a varios puntos de la geografía nacional.

 

La empresa francesa calcula que Francia concentrará el 40% de las ventas del nuevo Captur, mientras que el resto de Europa captará un 50%. El 10% restante se comercializará en otros países como Turquía o la región del Magreb. La compañía planea impulsar la internacionalización del Captur con su venta en países como Sudáfrica, Israel, Líbano, Japón y Singapur. Además, la filial Renault-Samsung Motors lo comercializará en Corea del Sur con otra denominación.

 

El Renault Captur, un coche con el que la marca gala se adentra en un nuevo segmento, es el último modelo en fabricarse en la factoría vallisoletana, que inició su actividad hace 60 años con la producción del modelo 4/4 en 1953.

 

En este coche la firma del rombo pretende conjugar el espacio y la modularidad de un monovolumen, la maniobrabilidad y agilidad de una berlina urbana, y el estilo y la versatilidad de un SUV. Además, presenta una amplia oferta de posibilidades de personalización, para adaptar el 'look' interior y exterior al gusto del cliente.

 

El Captur estará disponible con tres motorizaciones de fabricación española. La oferta de gasolina está compuesta por los Tce de 90 y de 120 caballos, y la gama se completa con el diésel dCi de 90 caballos, que presenta un consumo de 3,6 litros a los cien kilómetros y limita sus emisiones de CO2 a 95 gramos por kilómetro recorrido. Entre las principales innovaciones del automóvil destacan las tapicerías desenfundables, la guantera 'Easy Life' de once litros, la banqueta trasera deslizante, el maletero multiposición de 455 litros o el sistema multimedia integrado.

 

Renault recuerda que el mercado de los 'crossovers' del segmento B nació en 2012 con el lanzamiento del Nissan Juke. El nuevo Captur está llamado a competir con modelos como el Peugeot 2008, el Ford Ecosport, el Fiat 500X, el Opel Mokka o el Chevrolet Trax.

Noticias relacionadas