Renault retira la obligación del turno de fin de semana y festivos para el tercer Plan Industrial

TRIBUNA

La empresa se ha ofrecido a retirar la obligatoriedad para este nuevo turno que afectaría a Valladolid y también para el cuarto y quinto turno ya existentes.

La Dirección de Renault España ha aceptado retirar la obligatoriedad del turno especial de fin de semana y festivos que pretende implantar en las factorías españolas, en respuesta a la petición que en este sentido había sido formulada por UGT, CCOO y SCP como premisa para negociar su asunción, tal y como informan a través de un comunicado recogido por Europa Press.

 

En concreto, la empresa se ha ofrecido a retirar la obligatoriedad para este nuevo turno y también para el 4º y 5º turno ya existentes, manteniendo su posición con respecto a la obligatoriedad del turno antiestres.

 

El cambio de postura de la Dirección ha sido uno de los grandes avances de la séptima reunión negociadora celebrada en Valladolid, entre las 09.30 y las 17.00 horas, respecto del acuerdo social para ese III Plan Industrial 2017-2020 anunciado por la empresa.

 

Durante el encuentro la parte sindical ha exigido además que ese polémico turno sea un complemento para los excesos de producción y, por lo tanto, sea únicamente implantado en aquellas factorías que estén con sus tres turnos al completo, petición también atendida por la Dirección, que se ha mostrado, en cambio, más reticente sobre la necesidad de garantizar que el exceso de producción que la empresa prevé para los próximos cuatro años se quede al completo en las factorías de Renault en España.

 

En este punto, el representante de la empresa ha advertido de que afecta a la "estrategia" del grupo y por ello se ha comprometido a contestar en próximas fechas.

 

SALARIO INSUFICIENTE

 

Mayores diferencias separan a las partes en materia salarial, pues los sindicatos siguen considerando "insuficientes" las propuestas de la empresa para las nuevas contrataciones y que se concretan en retribución primaria, prima y pagas extras, todas ellas de forma proporcional a la jornada realizada, con posibilidad de prorrateo.

 

En lo concerniente a las peculiaridades del turno, la empresa, a petición de los delegados sindicales, ha concretado que tendrá una jornada, con carácter general, de 12 horas, de 06.00 a 19.00 horas, y que los trabajadores cobrarían el plus de comida y dispondrán de transporte, en aquellas factorías donde exista actualmente.

 

Las pausas para las jornadas de 12 horas serán de 10 minutos cada 2 horas, 45 minutos para comer y la última pausa del día de 15 minutos, mientras que para las jornadas de 8 horas las pausas serán las normales de trabajo. El periodo de preaviso para implantar el turno sería de un mes.

 

Cuando se trabaje por bolsa de horas el sábado por la mañana, los trabajadores recibirán notificación de este turno, como muy tarde el domingo anterior, mientras que en lo concerniente a los turnos de fin de semana ya existentes en las factorías la empresa indica que se respetarán sus condiciones.

 

La partes negociadoras volverán a sentarse el próximo día 2 de marzo, fecha en la que intentarán cerrar los cuatro aspectos que quedan pendientes: la garantía de fabricación de los productos, la retribución y la concreción del perímetro en el que se podría implantar.

 

En cualquiera de los casos, UGT, CCOO y SCP han recordado a la empresa su propuesta conjunta con una serie de medidas que todavía no han sido valoradas por su parte, así como que uno de sus ejes estratégicos para esta negociación es el salario y no comparten la propuesta de subida salarial de la empresa del 50% del IPC a tablas y el otro 50% en una paga única no consolidable.

 

Frente a ello, plantean una subida anual consolidable del 2% con cláusula de revisión al alza. En el caso de que la Dirección desee hablar de subida salarial variable, los sindicatos proponen aumentar el valor del punto de la prima de objetivos. En este último punto, la empresa ofrece aumentar la prima de objetivos con una de las medias pagas de marzo o septiembre y el 10% de la prima de producción.

 

"Nuestra respuesta ha sido contundente, la empresa tiene que aumentar la prima de objetivos sin tocar el salario fijo de los trabajadores", advierte Rubén González, de CCOO.