Renault manda revisar 15.000 Captur fabricados en Valladolid

Producción del Renault Captur, que se fabrica de manera exclusiva.

Un problema detectado en la calibración del motor obliga a revisar los modelos K9 diésel.

Hasta 15.000 modelos del Renault Captur fabricado íntegramente en Valladolid con la motorización K9 diésel tendrán que someterse a una revisión.

 

La marca francesa ha detectado un problema en la calibración del motor que obliga a un reajuste para controlar las emisiones que produce, superiores a las consideradas normales pero siempre dentro de los límites legales.

 

El problema se detectó en el mes de junio y, de inmediato, Renault reaccionó para llamar a los vehículos al taller y someterles a un sencillo ajuste para adaptar las emisiones a las condiciones reales de conducción. Estas correcciones se realizan dentro de las revisiones ordinarias de los coches.

 

Renault descarta cualquier relación de este problema de calibración de los Captur K9 fabricado en Valladolid con la polémica sobre las supuestas alteraciones del software que afectan a la marca.