Renault defiende un turno de fin de semana y festivos sin mayor coste para el Plan Industrial

La cadena de fabricación del Renault Captur en Valladolid. TRIBUNA

La posible puesta en marcha del tercer Plan Industrial, que afectaría de lleno a Valladolid, sigue pendiente de las negociaciones entre la directiva y los sindicatos.

La Dirección de Renault ha defendido este martes ante los representantes de los trabajadores en el Comité Intercentros la necesidad de poner en marcha un turno de fin de semana y festivos "sin incremento de costes".

 

Así se lo ha trasladado la empresa a los sindicatos una la nueva reunión del Comité Intercentros, la sexta, para la implantación en las factorías españolas del III Plan Industrial para el que Renault demanda un Acuerdo Social.

 

El turno que propone Renault trabajaría con carácter general doce horas sábados, domingos y festivos y estaría integrado por eventuales contratados del exterior y una pequeña parte de empleados que procedería del interior de la empresa, con determinadas competencias.

 

"Su funcionamiento sería compatible con las medidas de flexibilidad que recoge el actual convenio y podría ser de aplicación en todas las fábricas del Grupo Renault en España", han aseverado desde la multinacional de la marca del rombo.

 

Por su parte y según ha precisado el sindicato UGT en un comunicado recogido por Europa Press, en la reunión de este martes Renault no ha planteado un ámbito temporal para este turno que está sin definir y se adecuaría a las necesidades del momento.

 

Según UGT, la jornada con carácter general será de 13 horas de presencia y 12 de trabajo en sábados, domingos y festivos, y tendrá que ser compatible con la flexibilidad de sábado mañana y domingo noche.

 

La empresa ha explicado a los sindicatos que las áreas afectadas serían "cualquier unidad organizativa de trabajo" y ha aclarado que el turno estaría formado por personal de nuevo ingreso y un porcentaje de personal técnico necesario para implantar el turno, "que sería plantilla actual de Renault".

 

"Este personal de Renault se incorporaría en el turno de forma obligatoria según necesidades de la empresa", según los datos aportados por UGT que asegura que, según ha trasladado la empresa en la reunión de este martes, no habría una garantía de que este turno complementara los tres turnos de trabajo.

 

"Es decir, se podría implantar, aunque nuestras fábricas no estuvieran saturadas", ha advertido el sindicato que ha precisado también que el turno posibilitaría ampliar la capacidad productiva en España, "pero sin garantía de que nuestros modelos se pudieran fabricar en otras factorías".

 

Además y también según los datos facilitados por UGT, el salario que plantea la empresa para las nuevas contrataciones sería en torno a 900 euros brutos al mes para un especialista de base trabajando nueve jornadas de 12 horas.

 

La Dirección de la Empresa ha recordado a la representación sindical que es "vital" que la producción no corra riesgos por lo que ha insistido en que es "imprescindible" aumentar las medidas de flexibilidad, como ese tuno de fin de semana y festivos sin incremento de costes.

 

Renault ha basado su propuesta en que prevé una "alta demanda" de los dos modelos que fábrica la Factoría de Palencia, Mégane y Kadjar, por lo que ha advertido de que "de no aumentar la flexibilidad existente la planta palentina podría no ser capaz de abastecer la demanda comercial de estos dos vehículos para los próximos cuatro años".