Remite esta ola de frío "poco usual" debida a temperaturas máximas muy bajas

La ola de frío "poco usual" remite este miércoles, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que señala que el temporal que ha durado doce días se ha caracterizado, sobre todo por las temperaturas máximas muy bajas.

"Con los datos provisionales podemos decir que ha habido ola de frío del 4 al 8 de febrero", ha apuntado a Europa Press la portavoz de la AEMET, Ana Casals, que estima que a falta de datos definitivos este temporal "ha sido poco usual".

Así, ha explicado que esta situación se ha debido al viento, que ha mezclado las distintas capas de la atmósfera, por lo que las temperaturas nocturnas son más cálidas que en ausencia de viento. Al mismo tiempo, el cielo ha estado nublado y "por eso ha nevado tanto", pero las temperaturas no han sido tan bajas.

En percentiles, las máximas han estado en la franja más fría de la tabla entre los días 4 y 8 de febrero, mientras las mínimas han sido estado en una franja calificada como menos fría. Sin embargo, ha indicado que la sensación térmica ha sido peor debido a que el cuerpo siente con mayor intensidad cuando la humedad se suma al viento.

Una vez concluido el temporal, las precipitaciones llegarán por el extremo noroeste, que dejarán chubascos acompañados de alguna tormenta que se irán extendiendo a algunas zonas del suroeste, al nordeste de Castilla-La Mancha, sistema Central e interior de la Comunidad Valenciana. Igualmente, se esperan precipitaciones en las islas canarias de mayor relieve y no se descarta que pueda llover en otras zonas de la Península, pero donde no va a llover será en el extremo norte ni en el litoral del sureste, así como en el resto de Canarias y en Baleares.

La cota de nieve se situará este miércoles entre 1.100 y 1.330 en la mitad norte y entre 1.200 y 1.500 en el resto y las temperaturas subirán este miércoles en el sudeste, mientras que las nocturnas subirán en gran parte de la mitad norte, centro de la Península y en Baleares, aunque seguirán las heladas en gran parte de la mitad norte peninsular.

El viento soplará del norte en Canarias, mientras en la Península serán flojos, salvo en el área mediterránea donde soplarán del este o del nordeste, "por lo que traerán humedad".

Respecto al jueves, la portavoz ha señalado que esta humedad provocará chubascos en el tercio sudeste peninsular que irán remitiendo a lo largo del día pero empezando por el oeste hacia el este. De forma más débil se podrán dar también en otras zonas de la mitad sur, sudeste de Castilla y León y de Baleares.

NUEVO FRENTE

Asimismo, se esperan precipitaciones en Galicia, a donde llegará un nuevo frente, y también lloverá en el sureste y a la mitad sur y sureste de Castilla y León, al tiempo que no se descarta, aun con baja probabilidad que haya en otras zonas de la Península, como en Aragón, este de Castilla La Mancha. También lloverá en las islas de mayor relieve de Canarias. "Se descartan las precipitaciones en el Cantábrico, donde se esperan nubes altas", ha añadido Casals que ha dicho que la cota de nieve el jueves estará entre 1.100 y 1.40 pero subirá a lo largo del día en la mitad sur.

Las temperaturas máximas ascenderán el jueves en Navarra, Alto Ebro y Cantábrico oriental y descenderán en el sudeste, mientras que las nocturnas ascenderán en bastantes zonas de la mitad norte y de Andalucía oriental.

De cara al fin de semana, un frente entrará por Galicia y dejará precipitaciones en el cuadrante noroeste y serán más intensas será en el oeste de Galicia. Así, ha añadido que "es probable" que se extiendan aunque más débilmente al resto de la mitad noroeste peninsular y a otras zonas como Pirineos y Andalucía oriental.

En el resto de la Península y Baleares, se prevén intervalos nubosos y no se descarta alguna precipitación débil, y serán menos probables en el extremo sureste donde puede haber cielos poco nubosos. En Canarias seguirá el régimen de alisios.

Los termómetros bajarán durante el día en el noroeste peninsular y ascenderán en el litoral Mediterráneo y con pocos cambios en el resto. Las nocturnas suben en Galicia y se esperan heladas en zonas montañosas y áreas próximas a las zonas montañosas del interior de la península.

Finalmente, ha adelantado que el sábado se espera que esté nubosos en el extremo norte y que se pueda extender aunque de forma más débil al resto de la Península y Baleares. Los termómetros no presentan cambios respecto al día anterior y continúan los vientos de componente oeste en Península y Baleares y de noreste en canarias.

Al principio de la próxima semana, hasta el miércoles "no se puede descartar la posibilidad de precipitaciones en cualquier punto, pero serán más probables en el extremo norte y en el área mediterránea y en Canarias siguen los alisios. "El lunes por la tarde parece que llueve en todas partes del oeste peninsular, aunque después dejará de llover por el oeste y el miércoles solo precipitará en el norte", ha concluido.