Regresan a España tres montañeros, uno de ellos vecino de Miranda de Ebro

Los montañeros cántabros Samuel Castillo y Emilio López y el burgalés Bernabé Gallego, que se encontraban en Nepal cuando ocurrió el terremoto la semana pasada, se encuentran ya en España tras coger anoche un vuelo en Katmandú que les ha trasladado al aeropuerto Madrid.

Oihana Castillo, ha explicado que Samuel, que es de Torrelavega pero entre semana vive, por cuestiones laborales, en Miranda de Ebro, había viajado a Nepal para subir al Pico Mera, de unos 6.400 metros de altitud y situado en una región del noreste del país, y lo había hecho acompañado de Emilio López, de Reinosa, y Bernabé Gallego, de Miranda de Ebro, que son compañeros de trabajo.

El terremoto, ocurrido el pasado sábado, 25 de abril, les sorprendió, según el relato de la hermana de Samuel, descendiendo haciendo trecking en la zona de Lukla, donde se encuentra un aeropuerto.

Cuando consiguieron llegar a la zona del aeropuerto, que se encuentra a mucha altitud y en medio de montañas, se encontraron que todas las conexiones estaban cortadas y la única forma de salir era en helicóptero, algo que finalmente consiguieron.

También "por sus propios medios" lograron llegar al aeropuerto de Katmandú y conseguir coger anoche un vuelo con destino a España. No ha sido hasta el lunes, día 27, dos días después del terremoto, cuando el montañero pudo contactar con su familia para comunicarles que estaba "ileso".

La familia de Samuel ha expresado su alivio de que Samuel, de 34 años, se encuentre ya en España, tras varios días esperando para coger un avión.

Sin embargo, su hermana ha explicado a esta agencia que aún no sabe si su hermano llegará a Cantabria hoy o si decidirá dormir esta noche para descansar en Miranda de Ebro.

 

SIN NOTICIAS DE ISABEL ORTIZ

Por otra parte, la familia de Isabel Ortiz, la montañera cántabra que permanece desaparecida, sigue sin tener noticias de ella ni de su novio, casi una semana después del terremoto, Miguel Ángel Pizarro, y reconocen que la situación es "desesperante".

Corina Ortiz, hermana de esta joven de 32 años, ha explicado que hay ratos "en los que están bien" y otros "mal", como ha sucedido este viernes cuando la familia se ha llevado un "susto" al tener noticia de una pareja de montañeros que habían aparecido muertos. Sin embargo, han podido comprobar que no eran ellos, sino que la chica fallecida era una montañera rusa.

La hermana de la desaparecida relata que la situación sigue siendo de "caos" y continúa existiendo "mucha confusión" a la hora de obtener información y la Embajada "no da abasto".

Otro hermano de Isabel, Ramón Ortiz, está pensando en viajar a partir de este fin de semana a Nepal, si bien aún no sabe cuándo, según ha explicado Corina. "Esta con un pie aquí y con otro allí", ha dicho.

Mientras, la familia sigue intentando recabar información a través de la plataforma de afectados en Facebook y mostrando la foto de Isabel a otros montañeros españoles que están regresando.