Regresa el musical 'El diluvio que viene' de la mano del grupo de Teatro Siluetas de Valladolid

Veinte años después de su estreno, el grupo de Teatro Siluetas, vinculado al colegio Lourdes, recupera este musical que representará los días 12, 13 y 14 de febrero con el dura don Crispín y el alcalde don Silvestre como progatonistas.

EN 2013, UN RECOPILATORIO

 

En el año 2013 Teatro Siluetas hizo un punto y seguido con un espectáculo recopilatorio que contaba su propia historia, 'Por Amor al Arte', coincidiendo con el cierre del Teatro del Colegio de Lourdes para una rehabilitación integral. Una vez inaugurado y con algunos cambios en el elenco, entre ellos antiguos miembros del grupo recuperados, Siluetas volvió al escenario de nuevo. Por esta compañía han pasado a lo largo de todos estos años más de 200 jóvenes de los que, en la actualidad, cerca de 25 son actores, cantantes y bailarines que dan vida a los personajes de este nuevo montaje.

De esta manera, el grupo teatral fundado en 1978 recordará una de sus representaciones más exitosas, ya que desde su primer estreno en 1995 'El Diluvio que Viene' llevó a Siluetas por toda la geografía española hasta aproximadamente el año 2000.

 

'El Diluvio que Viene' fue la primera producción "grande, semiprofesional" del grupo teatral, como ha explicado el actual director musical de la misma, Juan Caros Pérez de la Fuente, que forma parte del grupo prácticamente desde sus inicios.

 

A lo largo de 16 canciones interpretadas en directo, la trama discurre de manera paralela al encargo que el cura recibe de Dios de construir un arca para evitar que el nuevo diluvio universal que quiere mandar acabe con la aldea.

 

A partir de ese momento, el cura deberá convencer a todos de su conversación con Dios y conseguir del alcalde, dueño de todo el potencial económico del pueblo, la madera para construir el arca.

 

Todo se complica ante la negativa del alcalde, la llegada de una prostituta (Consuelo) a la aldea y la insistencia de la hija del alcalde (Clementín) por conseguir que don Silvestre se fije en ella.

 

Como en ocasiones anteriores, la Dirección Escénica corre a cargo de Juan Cabezudo, encargado también de la Escenografía e intérprete de don Crispín; la Dirección Musical es de Juan Carlos Pérez de la Fuente, quien interpreta al cura, mientras que Susana Atienza vuelve a ser la hija del alcalde, Clementina; Nacho Vicente interpreta el papel de Totó, un alma cándida al amparo del párroco; Angélica Tebar es una magistral Consuelo, oveja descarriada que llega a la aldea en un momento complicado, y Cristina Marqués es la enérgica Constanza, mujer del alcalde.

 

Algunos de los intérpretes participaron ya hace 20 años en las representaciones originales de 'El Diluvio que viene' en la década de los 90, cuando el Grupo contó, por ejemplo, con la participación del vallisoletano Nacho López, quien años después saltó a la fama como actor en series juveniles como 'Al Salir de Clase'. También ha formado parte del elenco de otras producciones como 'Isabel' o 'Amar es para siempre'.

 

El teatro del Colegio de Lourdes es el escenario para las representaciones ya que Teatro Siluetas es un proyecto escénico vinculado desde sus orígenes, hace 37 años, a este colegio.

 

Entre sus preferencias de repertorio figuran musicales como  'Godspell', con el que consiguieron el premio nacional de teatro 'Juan del Enzina' al grupo revelación de Castilla y León; 'Francesco', 'El Diluvio que Viene' o 'Estrellas', musical de factura propia. A estos se suman otros montajes como 'La Verdadera Historia de Pulgarcito' o una adaptación de 'Los Chicos del Coro'.

 

Como ha explicado Juan Carlos Pérez de la Fuente, la compañía siempre ha buscado producciones "muy corales", con repartos numerosos, para dar cabida a los alumnos del colegio interesados en la música o la interpretación.

 

Todavía se pueden conseguir en el propio Colegio Lourdes invitaciones gratuitas para las representaciones que se ofrecerán el viernes, día 12, a las 19.30 horas; y del domingo, día 14, a las 19.00. Para la sesión del sábado ya se han agotado los pases.