Regañan a un niño por usar mucho el móvil y él se corta un dedo

Tras recibir la llamada se desalojó el establecimiento de ocio nocturno

Un niño de Suzhou, en China, se ha cortado un dedo de la mano izquierda después de que su padre lo regañara por usar demasiado tiempo su teléfono móvil.

El sábado, el niño de 11 años estuvo pegado a su móvil desde que se levantó, un comportamiento que su madre vio con preocupación y avisó a su padre para que hablara con él.

 

Los padres estaban preocupados por las horas que pasaba su hijo delante de la pequeña pantalla y por el ejemplo que pudiera dar a su otro hijo, de seis años, como ha explicado Mashable a partir de las noticias publicadas en medios locales como Sina News.

 

La conversación, sin embargo, no fue tranquila y padre e hijo acabaron discutiendo hasta que en un momento dado, el hijo cogió un cuchillo y delante de sus padres se cortó el dedo índice de la mano izquierda.

 

Los padres, según han recogido los medios chinos, no esperaron en ningún momento que su hijo mayor reaccionara de esa forma. enseguida lo llevaron al Hospital de Ruihua, afiliado de la Universidad de Soochow, donde lo intervinieron de urgencia para volver a colocarle el dedo amputado.

 

El doctor responsable de la inervención ha declarado que hay que esperar para comprobar que la operación ha tenido éxito, porque los niños tienen vasos sanguíneos muy finos, lo que dificulta la reinserción del dedo. Pero de haber salido bien, las repercusiones del corte serían mínimas.