Récord estratosférico del sudafricano Van Niekerk en los 400 metros

El sudafricano con su récord

El atleta sudafricano Wayde Van Niekerk batió este domingo el récord del mundo de los 400 metros lisos tras ganar la medalla de oro de la prueba de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, logrando una nueva marca de 43.03.

El actual campeón del mundo de la distancia dominó de principio a fin una de las finales más atractivas del evento, preludio de la de los 100 metros, y fue capaz de bajar en 15 centésimas la anterior plusmarca en poder de uno de los mitos del atletismo como el estadounidense Michael Johnson, conseguida en los Mundiales de Sevilla de 1999.

Por detrás del sudafricano, se hicieron con la plata y el bronce los otros dos favoritos. El oro en Londres hace cuatro años, Kirani James, fue segundo con 43.76, superando por nueve centésimas al campeón en Pekín 2008, el estadounidense LaShawn Merrit.

Este es el segundo récord del mundo que se bate en el atletismo en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, tras el que hizo el pasado viernes la atleta etíope Almaz Ayana en los 10.000 metros con 29:17.45.

 

A sus 24 años, el atleta de Ciudad del Cabo partía como uno de los favoritos después de proclamarse campeón mundial en Pekín el pasado verano y dominó con firmeza la final. Por ello no sorprendió su medalla de oro, pero el asombro fue generalizado cuando se confirmó su registro. Los dos últimos campeones olímpicos, Kirani James y LaShawn Merritt, solo podían pelear por la plata a una distancia sideral del nuevo rey absoluto del 400.

 

Esta jornada histórica en el Estadio Olímpico también repartió las medallas en el triple salto femenino, prueba en la que Caterine Ibargüen conquistó el primer oro en la historia del atletismo colombiano con una marca 15.17 metros.

 

La gran favorita superó con claridad a la venezolana Yulimar Rojas (14.98) y a la kazaja Olga Rypakova (14.74), campeona olímpica en Londres.

Noticias relacionadas